Las autodefensas de Guerrero son un foco rojo: GCG

El vocero oficial del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia, recordó que han ocurrido dos enfrentamientos durante las dos últimas semanas entre estos grupos.
En las últimas dos semanas se han registrado dos enfrentamientos violentos con policías comunitarios involucrados.
En las últimas dos semanas se han registrado dos enfrentamientos violentos con policías comunitarios involucrados. (Cuartoscuro)

Chilpancingo, Guerrero

Las autodefensas que operan en Costa Chica, la región Centro y Norte de Guerrero se han convertido en verdaderos focos rojos, ya que lejos de garantizar seguridad para los pueblos en que tienen presencia, han optado por generar zozobra.

Así lo consideró el vocero oficial del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia, al recordar que han ocurrido dos enfrentamientos durante las dos últimas semanas entre estos grupos.

El primero en Tlayolapa, municipio de Juan R. Escudero, se dio entre integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado (FUSDEG), con un saldo de siete muertos y por lo menos cinco heridos el pasado 25 de octubre.

El segundo encontronazo se registró el lunes 7 de noviembre en las inmediaciones de Almoloya, sobre la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, entre integrantes de la Policía Comunitaria Tecampanera (PCT) y sicarios de la Familia Michoacana, con el saldo de ocho autodefensas heridos y dos delincuentes abatidos.

De acuerdo con Alvarez Heredia, el tema ha sido objeto de un profundo análisis al seno del GCG, que ha informado a la Secretaría de Gobernación (Segob) federal cuáles son las actividades que se llevan a cabo para evitar que los conflictos se salgan de control.

Se abstuvo de emitir una opinión de carácter personal sobre el problema que representan las autodefensas, sin embargo, destacó que el asunto ha sido canalizado en tiempo y forma ante las instancias federales para que se haga la valoración correspondiente.

"Lo que hemos observado es que estos grupos en lugar de proveer la seguridad que demandan las poblaciones, lo que están generando es zozobra, miedo, inseguridad y están haciendo completamente lo contrario a la obligación de garantizar seguridad", dijo.

Explicó que hasta el momento el diagnóstico que se tiene del problema es que los grupos de civiles armados no garantizan seguridad para sus pueblos, en referencia a la UPOEG, FUSDEG y la Policía Tecampanera.


ERM