Juez determina que policías de SP actuaron conforme a derecho

Ya que los elementos municipales desconocían que el arma de los detenidos era de juguete, no se considera abuso de autoridad que ellos hayan accionado las suyas.
Marcial afirmó que cuentan con todas las pruebas para que los ladrones paguen con cárcel.
Marcial afirmó que cuentan con todas las pruebas para que los ladrones paguen con cárcel. (Roberto Alanis)

Guadalupe

El juez de control, Pedro Cisneros Santillán, determinó que los policías de San Pedro que detuvieron esta semana a cinco ladrones en la Colonia del Valle sí actuaron conforme a la Ley, por lo que les dio acción cautelar a los presuntos delincuentes en el Penal del Topo Chico.

Marcial Herrera, secretario de Seguridad Pública de San Pedro, afirmó que cuentan con todas las pruebas para que los ladrones paguen con cárcel y que el juez otorgó 144 horas para la siguiente audiencia oral.

Además cuestionó el cinismo de los ladrones, para ser apoyados con un bufete de abogados contratados con el dinero sustraído en los robos.

La defensa de los detenidos, Chrisopher Ordaz y Armando Medina, había alegado abuso de autoridad de acuerdo al nuevo sistema penal acusatorio, pero la razón jurídica estableció los indicios para continuar el proceso.

La audiencia oral de vinculación a proceso, realizada en el Tribunal Superior de Justicia en Guadalupe, contó con la presencia de Marcial Herrera, titular de la Secretaría de Seguridad Pública de San Pedro, para respaldar a sus subalternos.

La versión policiaca estableció que los elementos de Seguridad actuaron conforme a la Ley, pues al ver el arma de los delincuentes se sintieron amenazados y dispararon, ya que desconocían que esta era de juguete, por lo que no hubo abuso de poder.

Los hechos ocurrieron el jueves pasado en el interior de un domicilio ubicado en la calle Río San Martín número 704, cruz con Río Papaloapan, en la colonia Del Valle donde detuvieron a cuatro hombres y dos mujeres por presunto robo de residencias, sin embargo, uno de ellos fue lesionado por arma de fuego al tratar de escapar.