Ex jefes policíacos, cómplices en el robo de hidrocarburos: juez

La juez determinó que los detenidos no fueron omisos ante el robo de combustible, cuando fueron detenidos por elementos del Ejército, en Tepeaca, por lo que fueron vinculados a preceso.

Puebla

La juez segundo de distrito determinó que el ex director de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López, y el jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), Tomás Méndez Lozano, no sólo tuvieron una actitud omisa ante el delito de robo de hidrocarburo, sino que fueron “cómplices” en la actividad ilícita, bajo ese argumento les decretó el auto de vinculación a proceso dentro de la causa penal 218/2015.

La audiencia fue celebrada ayer en la sala de juicios orales del edificio en Puebla del Poder Judicial de la Federación. En la resolución, la juez Ana Luisa Beltrán González determinó que derivado de los hechos que constan en la carpeta de investigación, los ex mandos policíacos tuvieron una participación como auxiliadores en la conducta delictiva.

Incluso señaló que fue posible encontrar unidades cargadas con combustible robado, porque los delincuentes se sentían en la seguridad de que estaban custodiados por las autoridades y que nadie podría detenerlos.

Explicó que la conducta omisiva se puede determinar como la inacción para evitar un resultado, que para el caso sería la comisión de un ilícito, por lo que los policías no pueden ser acusados de omisión por cada hecho delictivo consumado.

Sin embargo, le resultó inexplicable la presencia de los mandos policíacos en el lugar, que no fuera otra que apoyar la conducta delictiva, y dio crédito a las pruebas presentadas por la fiscalía, pues fueron elaboradas por peritos especialistas, a pesar de los señalamientos de la defensa.

Tras resolver la vinculación a proceso de los detenidos, la Juez Segundo de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio fijó un plazo de dos meses para la integración de la investigación complementaria y el inicio del juicio en contra de los ex servidores públicos.

La defensa solicitó una revisión de las medidas cautelares que les fueron aplicadas a los detenidos, prisión preventiva, por lo que se fijó una audiencia para este miércoles en el mismo juzgado para atender la solicitud.

Marco Antonio Estrada López y Tomás Méndez Lozano fueron detenidos por elementos del Ejército Mexicano en el camino a San Felipe Tenextepec, del municipio de Tepeaca, en donde presuntamente brindaban seguridad a los sujetos que estaban robando combustible de dos tomas clandestinas ubicadas entre terrenos de cultivo.


Defensa expone irregularidades en la detención 

La defensa de los detenidos señaló algunas irregularidades, que a su juicio, cometieron los tres elementos del Ejército Mexicano que fueron quienes hicieron la remisión de los detenidos ante el agente del Ministerio Público Federal.

Los abogados dijeron que los mandos policíacos estuvieron retenidos por más de cuatro horas por los elementos del Ejército Mexicano, durante una hora de rodillas y con las manos amarradas, sin que se sepa que ocurrió durante ese tiempo.

Aseguró la defensa que la zona en la se encontraron los 27 vehículos involucrados no fue acordonada en forma correcta, además de que los elementos aprehensores no reportaron situaciones que fueron agregadas hasta el día siguiente cuando se hicieron las diligencias.

Además de que se confirmó, con el testimonio de dos testigos, que los militares manipularon los teléfonos celulares de los detenidos durante el tiempo en el que estuvieron retenidos.