Policía disparó al joven tras someterlo en el piso

El mando está acusado de homicidio calificado y abuso de autoridad; realizaron pruebas periciales de criminología, criminalística y balística.
Imágenes del joven asesinado junto con su familia.
Imágenes del joven asesinado junto con su familia. (Andrés Lobato)

Puebla

Jaid Mothe Hernández subdirector de Seguridad Pública de San Pedro Cholula, Puebla, disparó en la cabeza al joven Ricardo Cadena Becerra cuando ya lo tenía sometido en el piso, informó la Procuraduría General de Justicia estatal.

La dependencia informó que llegaron a esa conclusión luego de las diligencias periciales en criminología, criminalística y balística, por lo que el elemento fue consignado ante el juez penal de Cholula acusado del delito de homicidio calificado y abuso de autoridad.

En un comunicado, la PGJ detalla que Ricardo y sus dos acompañantes salieron de un bar en estado de ebriedad, pero no se encontraron elementos que permitan involucrarlos en la pinta de grafitis o de algún otro ilícito, confirmando la versión dada a conocer por MILENIO.

Además, las pruebas periciales practicadas evidenciaron que Mothe Hernández mintió en sus primeras declaraciones, en las que aseguró que forcejeó con el joven de 18 años y que durante la confrontación accidentalmente accionó el arma.

La información dada a conocer por las autoridades, señala que la investigación sigue abierta para determinar si hay otros elementos implicados en el crimen.

La madrugada del pasado 3 de mayo Ricardo Cadena salió del bar El Recuerdo luego de ver una pelea de box y los elementos de la Policía Municipal pretendieron detenerlos, por lo que los jóvenes corrieron de regreso al inmueble.

Durante la persecución el elemento detuvo a Ricardo y le disparó en la nuca, mientras que su hermano menor fue golpeado y detenido por uniformados que acompañaban al mando policiaco.

Analizan comparecencia

Este jueves las comisiones de Gobernación, Derechos Humanos y Seguridad Pública del Congreso de Puebla definirán si llaman a comparecer al presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, respecto a la muerte de Ricardo Cadena Becerra a manos del subdirector de Seguridad Pública municipal.

Así lo dio a conocer el presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, Eukid Castañón Herrera, quien dejó en claro que en la reunión se revisará si Espinosa Torres ha cumplido con la ley y tomado las medidas administrativas, jurídicas sobre el actuar de sus elementos policiacos.

El diputado lamentó el deceso del joven e indicó que no se puede minimizar este tipo de hechos, por lo que dijo que los diputados se enfocarán en aplicar "toda la fuerza y peso de la ley", pues las cosas no terminan con la entrega voluntaria del uniformado.

Reveló que Jaid Mothe no aprobó las pruebas de control de confianza al igual que su superior, por lo que afirmó que el análisis de las comisiones girará en torno al cumplimiento de la ley por parte del presidente municipal.

"Eso es lo grave del tema, por lo que habrá que checar el acto de autoridad y a quién le entregó el cargo, si era legal la portación del arma, por tanto debe existir una responsabilidad penal y administrativa de funcionarios municipales, y será necesario revisar si el edil cumplió con proveer de espacios a los jóvenes para realizar grafitis".

Tenía un plan de vida

Guadalupe Becerra, madre de Ricardo, recuerda que el pasado 5 de abril su vástago le dijo: "Ya es nuestro tiempo de ser felices" después de congregarse, aceptar a Cristo y bautizarse en la iglesia cristiana Hacienda de la Amistad; buscaban en Dios armonía y unión familiar.

Asimismo, el 28 de marzo les dieron la noticia de que una parte del cerebro de Ricardo moría y tenía que tomar medicamentos de por vida para evitar ataques epilépticos; sin embargo, el joven de 18 años no perdió los ánimos.

Tenía un plan de vida, primero estudiaría idiomas y luego mecatrónica, revisaba algunas universidades en las que continuaría sus estudios que le permitieran cumplir sus sueños, mientras brincaba por todos lados en la bicicleta que recibió de su abuela cuando entró al bachillerato.

Con emoción su madre muestra las fotos que tomó el pasado 26 de abril, día de su cumpleaños: "Dios solo me lo prestó 18 años".