PF y comunitarios resguardan acceso a Petaquillas

Desde la madrugada del viernes, policías federales y de la Fuerza Estatal se apostaron en el puente que comunica a la comunidad de Petaquillas con Tepechicotlán para evitar el paso de gente armada.

Chilpancingo, Guerrero

Policías federales y comunitarios vigilan desde este fin de semana los accesos a la comunidad de Petaquillas, ante el vencimiento del plazo que habitantes de Quechultenango y Mochitlán otorgaron para desmantelar los retenes que impiden el tráfico de drogas.

Desde la madrugada del viernes 27 de febrero, patrullas de la Policía Federal (PF) y de la Fuerza Estatal (FE) se apostaron en el puente que comunica a la comunidad de Petaquillas con Tepechicotlán, punto estratégico para encumbrar hacia la cañada que lleva directamente hacia Petaquillas.

Dicha vía es también el paso obligado para llegar hacia Chilpancingo.

Los elementos de las corporaciones legalmente establecidas no operan de manera conjunta con los comunitarios del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado de Guerrero (FUSDEG), cada grupo se ha ubicado en puntos diferentes, pero con la misma intención, evitar la incursión de gente que llegue con el fin de desmantelar el sistema de seguridad alternativo implementado desde la madrugada del 31 de enero.

"Los filtros están colocados con la intención de evitar el paso de gente armada que pueda generar o provocar algún conflicto", explicó el responsable de la política interna en la plaza central de Petaquillas.

Cienfuegos Salgado reconoció que hay información de actividad delictiva en el lado de Quechultenengo y Mochitlán, prueba de ello es que la población ha interceptado personas armadas y se han decomisado también cantidades importantes de armas.

De hecho, manifestó que sobre la existencia de grupos de delincuentes en la zona de Petaquillas ya existen algunas denuncias penales que se atienden en las instancias pertinentes.

En el caso del gobierno estatal, dijo que se ha cuidado dar la atención al reclamo de los pueblos para garantizar el resguardo de sus pobladores, de ahí que en estos momentos no se persiga ni hostigue a los policías comunitarios que son avalados socialmente.