La empresa de Caro Quintero operó en León

Una de las empresas señaladas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos tenía una tienda en León; dejó de operar este año.
Este es el domicilio que ocupó la empresa CX Milan Guadalajara, ligada a Rafael Caro Quintero, según el Departamento de Tesoro de Estados Unidos.
Este es el domicilio que ocupó la empresa CX Milan Guadalajara, ligada a Rafael Caro Quintero, según el Departamento de Tesoro de Estados Unidos. (Google Maps)

León, Gto.

Una empresa de calzado que según el gobierno de Estados Unidos pertenece a Rafael Caro Quintero operó en León en la compra y venta de zapatos.


La empresa "Pronto Shoes", también conocida como "CX Milan Guadalajara", se ubicaba en la avenida Tecnológico 210, Fraccionamiento Industrial, Julián de Obregón, León, Guanajuato.


Esa empresa fue boletinada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como propiedad de Caro Quintero. En el documento decía que la empresa, "Pronto Shoes", también conocidas como "CX Milan Guadalajara", "CX Moda", "CX Shoes" o "CX Clothing", figuraban en Guadalajara como matrices, pero con sucursales en Veracruz, Nuevo León, Guanajuato y Distrito Federal.


Una persona que tiene un negocio en esa misma calle, dijo que la empresa "CX Milan Guadalajara" llegó a esa bodega a principios del año 2010 y desapareció de repente a inicios de este año.


Dijo que la parte trasera de la finca era usada como bodega de zapatos y la parte frontal del local, era la tienda de calzado que estaba diseñado con puertas de cristales.


Los zapatos eran exhibidos en estantes de cristal, los clientes podían probarse los zapatos pisando una alfombra azul que tapaba la mayor parte del piso y los asientos eran sillas cubiertas de tela de color azul marino.


Para entrar al local era muy fácil dijo el hombre, ya que las puertas siempre estaban abiertas y los clientes solo tenían que entrar por reguiletes de aluminio.


También comentó que había de seis a ocho empleadas la mayor parte del día y atendían a los clientes rápidamente ya que los sábados y domingos había filas para poder entrar, puesto que los pares de zapatos erans de costos muy accesibles.


El sujeto platicó que la venta de los zapatos también era por catálogo y se podía hacer pedido cada semana, porque la zapatería era surtida dos veces a la semana con tráilers que venían cargados de calzado que traían desde la ciudad de Guadalajara.


La fachada de la empresa de calzado "CX Milan Guadalajara", estaba simplemente cubierta de lonas impresas con el logo y el nombre de la zapatería en mamparas de aluminio y fotografías de famosas como actrices como la irapuatense Silvia Navarro, cantantes y hasta una reina de belleza de Jalisco, las cuales fueron contratadas para posar en catálogos de CX.


El hombre quien no quiso revelar su nombre por miedo a represarías, dijo que le sorprendió la desaparición del negocio ya que les iba muy bien.
Contó que en enero de este año, él solo vio como llegaron los tráilers y que los empleados ayudaron a cargar los camiones con los zapatos, algunos documentos y simplemente se fueron.


El local fue abandonado con las lonas y las mamparas, las puertas y anaqueles de cristal en donde se exhibía el calzado.


De enero al mes de abril de este año, la bodega fue abandonada, sin embargo una empresa de traslado de valores se ubicó en la finca a principios de mayo, remodelando totalmente el local.


Esta nueva empresa acondicionó la bodega y apenas a esta fecha está terminando su remodelación, platicó el sujeto.


Aseguró que nunca vio nada raro en la gente y empleados que salían y entraban al negocio Pronto Shoes pero que los comerciantes de la zona aun estaban sorprendidos de la desaparición tan repentina de la tienda, ya que tenía muchas ventas.
Negocio ligado a RAFAEL CARO QUINTERO


El negocio fue ligado al narcotraficante Rafael Caro Quintero, por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
Caro Quintero salió libre el pasado 9 de agosto, tras haber pasado 28 años en la cárcel por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena.


Caro Quintero fue liberado porque el juez consideró que debió ser juzgado por un tribunal del fuero común y no del fuero federal.


Esa madrugada del 9 de agosto, un grupo de autos subieron rápidamente al líder del Cártel de Guadalajara para desaparecer.


En días pasados, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a 20 empresas mexicanas como propiedad del narcotraficante y prófugo de la justicia Rafael Caro Quintero, de quien dijo ha "infiltrado" la economía de Guadalajara, Jalisco, a través de prestanombres como Juan Carlos Ruiz Soto.


Detalló que las empresas son operadas por la ex esposa de Caro Quintero, María Elizabeth Elenes Lerma, sus hijos: Héctor Rafael, Roxana Elizabeth, Henoch Emilio, Mario Yibrán, así como una de sus nueras, Denisse Buenrostro Villa.


"La designación de hoy (de estas empresas) demuestra el enorme grado de Rafael Caro Quintero y sus familiares (quienes) se han infiltrado en la economía, en Guadalajara", particularmente en compañías inmobiliarias y la venta de gasolina, dijo el director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), Adam J. Szubin.


Las empresas se ubican principalmente en la capital tapatía y en sus alrededores, entre las que se encuentran gasolineras y otras dedicadas a actividades agrícolas, que producen y venden abono orgánico.


Contra Rafael Caro Quintero existe una orden de detención provisional con fines de extradición, luego de que el pasado 9 de agosto recuperó su libertad, tras 28 años de permanecer preso en México por diversos delitos. El capo ganó un amparo.


Su liberación provocó la indignación de la Procuraduría General de la República, que promovió un recurso contra el amparo, mismo que será analizado el próximo 6 de noviembre en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.


Adam J. Szubin puntualizó que la OFAC continuará trabajando con la DEA y colegas mexicanos para castigar "a cualquier persona o entidad que actúe en nombre de este criminal asesino".