Plan de prevención cierra 2016 con recorte de 13%

Aunque quedó fuera del Presupuesto de 2017, el presidente Enrique Peña Nieto llamó a los gobernadores reunidos en el Consejo Nacional de Seguridad a no dejar sin recursos ese sector.

México

La debilidad del peso frente al dólar y la baja en los precios del petróleo pegaron también al Programa Nacional de Prevención del Delito en este 2016, pues sus recursos fueron recortados en 13 por ciento, a pesar de que ya se habían autorizado en el Presupuesto de Egresos de la Federación del presente año.

Al programa se le aprobaron dos mil millones de pesos para entregarlos como subsidios en 2016, pero sufrió un recorte de 263 millones de pesos “como producto de un entorno externo complejo y volátil, lo cual se observa en la caída de los precios internacionales del petróleo, así como en la depreciación de la moneda nacional”, explicó la Secretaría de Gobernación.

A este programa no se le asignaron recursos para el próximo año, aunque el presidente Enrique Peña Nieto ofreció la semana pasada ante el Consejo Nacional de Seguridad que “para el ejercicio fiscal de 2017 he dado instrucciones para que podamos hacer un esfuerzo adicional”, a fin de “consolidar las labores de prevención social de la violencia y la delincuencia”.

Señaló que el objetivo del Presupuesto 2017 es “preservar nuestras condiciones económicas de estabilidad”, pues ésta es quizá la mayor medida que en materia de prevención se pueda asumir.

Por ello, pidió a los gobernadores comprometerse “y no dejar esta asignatura que , efectivamente, en el presupuesto aprobado cuenta con básicamente cero recursos”.

Manifestó: “De cara al futuro inmediato, nuestras prioridades son las siguientes: primera, consolidar la labores de prevención social de la violencia y la delincuencia. En esta actividad participan nueve secretarías de Estado y es uno de los ejes que distinguen la política de seguridad”.

El mes pasado el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, Alberto Begné, afirmó que a pesar de que el próximo año ya no se entregarán subsidios del Programa Nacional de Prevención del Delito, los estados pueden continuar con la estrategia con sus propios recursos, mientras las dependencias federales involucradas podrán aportar hasta 13 mil 835 millones de pesos.

Desde mayo, Hacienda notificó a Gobernación que el impacto inmediato de la coyuntura económica internacional “ha sido una menor disponibilidad de recursos para el ejercicio fiscal 2016”.

De hecho, Gobernación aceptó en septiembre que “no fue posible disponer” de la primera ministración de recursos federales convenida con los gobiernos estatales, que debió entregarse a partir del 1 de marzo y que representaba 80 por ciento del total, por lo que debió extender los plazos para el flujo de recursos.

LAS ASIGNACIONES

Entre 2013 a 2016 se asignaron al Programa Nacional de Prevención del Delito nueve mil 793.54 millones de pesos. En 2013 los subsidios para los polígonos atendidos sumaron dos mil millones de pesos, que se incrementaron a dos mil 595 millones para 2014 y continuaron su ascenso en 2015 para llegar a dos mil 683.23.

Este año se le habían autorizado dos mil 15.31 millones de pesos, que luego se redujeron a mil 752.31 millones.

La segunda ministración, sujeta al cumplimiento de los objetivos y equivalente al restante 20 por ciento, debió entregarse a partir del 15 de junio, pero debido al retraso en el flujo de capital todavía en octubre las administraciones locales solicitaban el financiamiento correspondiente a la segunda parte del subsidio.

Esta falta de recursos a tiempo originó que en septiembre la Secretaría de Gobernación tuviera que reformar los Lineamientos para el Otorgamiento de Apoyos a las Entidades Federativas en el Marco del Programa Nacional de Prevención del Delito y los convenios de adhesión suscritos con cada una de las 32 entidades, tanto para ampliar los plazos de transferencia de la segunda ministración de los recursos federales, como el monto.

Los recursos del programa se distribuyeron en 69 municipios, cinco demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, siete zonas metropolitanas y una zona conurbada del país.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]