Erradicar el secuestro en 3 años, meta del nuevo plan: Martí

La idea es atacar este delito en los 10 estados con más casos para lograr que la incidencia vaya a la baja, señaló Alejandro Martí. Apuntó que en este plan la sociedad civil sí influirá.
Alejandro Martí, presidente de México SOS, formará parte del comité de evaluación del nuevo plan antisecuestro
Alejandro Martí, presidente de México SOS, formará parte del comité de evaluación del nuevo plan antisecuestro (Cortesía)

Ciudad de México

Erradicar el secuestro en dos o tres años, o al menos que en ese lapso deje de ser el delito que más lacera a la sociedad mexicana, es la meta de la nueva estrategia nacional antisecuestro.

Así lo señaló Alejandro Martí, presidente de la asociación México SOS, quien junto con Isabel Miranda de Wallace, María Elena Morera y Josefina Ricaño de Nava, representará a la sociedad civil dentro de la nueva estrategia.

En entrevista con MILENIO, Martí reconoció que el reto es grande, pero apuntó que hay una ruta trazada.

"Lo más importante es que atacando los 10 estados con mayor incidencia tener una tendencia a la baja (...) que en dos o tres años se erradique" este delito, explicó.

- ¿En dos o tres años erradicar el secuestro?- se le cuestionó.

- "Me conformaría con ya no tenerlo como el delito más lacerante", expresó.


Las fortalezas del nuevo plan antisecuestro

Al plan antisecuestro de Enrique Peña Nieto le antecedieron tres estrategias presentadas por sus antecesores en la Presidencia de la República, las cuales, a decir de Martí, fracasaron.

"Es evidente que no se logró la articulación entre todas las entidades y los tres poderes en los sexenios pasados, quedó en mero discurso y no como compromiso operativo, y quedó como discurso y no voluntad política para erradicarlo (el secuestro)", afirmó.

Hoy, destacó Martí, el papel de la sociedad civil es apoyar a que se dé esa coordinación y en gran medida de eso dependerá el éxito de la nueva estrategia.

Resaltó además las fortalezas de la actual administración federal, las cuales renuevan el optimismo en que este plan sí dé buenos resultados:

- La gran capacidad de articulación de los diferentes poderes.

- Las demostraciones del Presidente de cumplir la palabra que empeña.

- La capacidad operativa del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para concretar el mandato presidencial

- La prontitud con que, en 4 o 5 semanas, nació esta estrategia.

- La existencia de instituciones que, buenas o malas, sirven de punto de partida.

- La tecnología que, bien aprovechada, puede hacer más eficiente el combate a este delito.


Sociedad civil, en el corazón de la nueva estrategia

El nuevo plan antisecuestro contempla la conformación de un Comité Especial de Seguimiento y Evaluación, integrado por los presidentes de México SOS, Alto al Secuestro, Causa en Común y México Unido contra la Delincuencia.

Estas cuatro organizaciones que desde hace años han emprendido su propia lucha contra el secuestro hoy dan un espaldarazo a la nueva estrategia gubernamental, a la cual incluso aportaron sus propuestas.

"Los sexenios pasados nuestra acción (de la sociedad civil) era de reclamo, pero no influíamos en las decisiones", recordó Martí, "hoy este comité tiene como mandato fundamental que la coordinación nacional se dé, y ver y revisar los resultados y ver en dónde se está operando mal, y como comité coadyuvar a la coordinación para que funcione o para que se logren los objetivos".

Aclaró, sin embargo, que ellos sólo son representantes de una ciudadanía que debe participar denunciando, y de un sector empresarial que debe sumarse a la lucha.