Plagiarios usan omisión para obtener su libertad

Los extranjeros fueron condenados a 202 años de cárcel por los delitos de secuestro exprés y tentativa de homicidio contra policías capitalinos que participaron en su detención en 2009.
El ministro José Ramón Cossío Díaz, presentará un proyecto de sentancia para otorgarles un amparo.
El ministro José Ramón Cossío Díaz, presentará un proyecto de sentancia para otorgarles un amparo. (Ariana Pérez)

México

Una venezolana y un cubano que se dedicaban a secuestrar en la Ciudad de México y que pretendieron matar a los policías capitalinos que los detuvieron en 2009, podrán recuperar su libertad, debido a que alegaron que no tuvieron asistencia consular y fueron torturados.

Ambos extranjeros recibieron una sentencia, en primera instancia, que en conjunto sumaba 202 años de prisión por tentativa de homicidio y secuestro exprés, condena que después fue modificada; se cree que los delincuentes plagiaron a varias personas a las que elegían por internet, víctimas que colocaban anuncios para vender sus automóviles.

El miércoles, el ministro José Ramón Cossío Díaz presentará a sus homólogos de la Primera Sala de la Suprema Corte un proyecto de sentencia en el que propone otorgar un amparo a la pareja condenada para el efecto de que se les reponga el procedimiento, ante la presunción de que se les violó su derecho a la asistencia consular y por supuestos actos de tortura, situación que puede abrirles las puertas hacia la libertad.

Los sentenciados son Yusmari Anaís Guzmán y Rolando de Jesús Aparicio, quienes recibieron una pena de 80 años y 122 años de cárcel, respectivamente; después la pena fue modificada a 59 años para él y 35 años para ella.

En septiembre de 2015, el primer tribunal colegiado en materia penal con residencia en la Ciudad de México concedió un amparo a la pareja y dejó sin efecto la sentencia dictada contra ambos.

Asimismo, ordenó al juez 23 penal de la capital, en el proceso 133/2009 reponer el procedimiento, desde el primer auto que dictó al recibir la averiguación previa (17 de mayo de 2009) y que debía informar a los quejosos sobre su derecho fundamental que tienen a comunicarse con la oficina o representación consular de su país —asistencia y contacto consular.

Ahora, la Primera Sala deberá determinar si se violó el derecho de los detenidos a una debida asistencia consular y si hay o no elementos que demuestren tortura.

Yusmari y Rolando fueron condenados luego de que se demostró su responsabilidad en el secuestro de un automovilista en la delegación Cuauhtémoc, a quien engancharon con el pretexto de comprar su carro para después robarlo y secuestrarlo.

Según la investigación de la procuraduría capitalina, el día de la detención de los extranjeros, estos atacaron a balazos a los policías.

La víctima declaró que en marzo de 2009 subió a internet un anuncio para vender su vehículo Nissan, Murano, y fue contactado por la pareja con quienes se quedó de ver en Río Lerma y Río Poo, colonia Cuauhtémoc; sin embargo, después fue amagado.

Se oponen

En abril de este año, la presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, hizo un llamado a la Suprema Corte para que no se continúe dejando en libertad a secuestradores, a través de los juicios de amparo.

Dijo que en lo que va del sexenio van 7 mil 408 plagios, lo que equivale a 185 secuestros al mes.

En tanto, el presidente de México SOS, Alejandro Martí, declaró que liberar a los secuestradores por violaciones al debido proceso puede generar problemas de inseguridad nacional.

"Hay muchos temas de violación al debido proceso que usan como pretexto de violación a los derechos humanos y es preocupante, porque puede llegar a generar un problema de inseguridad", dijo.

Claves

Otros “fallos”

- Hace unas semanas, Nelson Vargas, denunció que Isidro Solís, El Chilo, presunto integrante de la banda que secuestró y mató a Silvia Vargas, fue liberado a pesar de que estaba sentenciado a 34 años de prisión.

- Isabel Miranda de Wallace y Vargas acusaron que por un "tecnicismo" y "criterios" se dejó libre a Solís, quien trabajaba en el grupo de delincuentes encabezados por Raúl Ortiz, El Azul.

- Wallace también acusó que tres jueces del Tribunal de Juicio Oral de Michoacán liberaron a una banda de plagiarios porque "la policía no puede rescatar a la víctima antes de presentar al secuestrador ante el MP".