Sin pistas sobre ataque en La Patrona

Reportan como grave el estado de salud del vigilante que resultó lesionado

Puebla

Las autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) aún desconocen los motivos del ataque en contra del bar La Patrona, pues en las primeras declaraciones los encargados del lugar señalaron que desconocen las causas y que no habían sido víctimas de algún tipo de extorsión.

De acuerdo con fuentes de la PGJ la mujer encargada del bar señaló que no identificó a quienes cometieron las agresiones y que no han ocurrido hechos relevantes que le permitan sospechar el móvil del crimen.

Explicó que nunca la han ido a ver o le han pedido dinero por teléfono o cobrado derecho de piso en la zona por lo que no aportó información relevante sobre los hechos.

Mientras que Alfonso M. quien recibió dos disparos de arma de fuego en las piernas sigue internado en el hospital UPAEP a causa de las lesiones y su estado de salud se reporta como delicado.

El hombre recibió dos disparos de arma AK-47 en las piernas cuando los sujetos comenzaron a disparar, en el lugar de los hechos se embalaron más de 120 cartuchos percutidos y tres cargadores de AK-47.

El afectado era el encargado de la seguridad del lugar y al percatarse de la presencia de los tres sujetos que caminaban hacia el lugar cerró la puerta de servicio del inmueble por lo que los sujetos comenzaron a disparar.

Derivado de algunos testimonios los agresores fueron entre tres y cinco personas quienes atacaron el bar, ubicado en la avenida Juárez, la madrugada del viernes.

Versiones de fuentes consultadas en el lugar de los hechos señalaron que los sujetos ingresaron al lugar sin hacer disparos, preguntaron por una persona y al no encontrarla salieron del lugar y regresaron hasta sus camionetas que habían dejado estacionadas a una calle del lugar.

Oficialmente la PGJ informó que el ataque fue consecuencia de que personal del bar les negó el acceso a los sujetos y como venganza atacaron el lugar.

"Inicialmente se tiene conocimiento de que un grupo de personas pretendía ingresar a este centro nocturno, sin embargo, el establecimiento ya estaba cerrando, por lo que trabajadores no permitieron el ingreso del grupo referido que posteriormente, a bordo de vehículos realizaron detonaciones de armas de fuego en repetidas ocasiones".

Aunque se aseguró que una camioneta blanca había sido en la que los agresores escaparon y desde la que dispararon, se determinó que esa unidad era de los integrantes del grupo La Reyna y que al momento de los hechos uno de los músicos resultó lesionado por lo que pretendían llevarlo a un hospital.