• Regístrate
Estás leyendo: PGR ofrece recompensa por auditores del SAT desaparecidos en Tlatlaya
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 05:41 Hoy

PGR ofrece recompensa por auditores del SAT desaparecidos en Tlatlaya

La Procuraduría ofreció un millón y medio de pesos por información que lleve a la localización de Saúl Ortega Montiel y Hugo Arochi Roa, quienes desaparecieron hace dos años cuando iban a notificar a un extranjero.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

La Procuraduría General de la República ofreció una recompensa de hasta un millón y medio de pesos por información que conduzca a la localización de dos auditores del Servicio de Administración Tributaria que desaparecieron hace dos años en Tlatlaya, Estado de México. 

A través de un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, y encargado de despacho de PGR, ofreció dicho monto. 

El 21 de junio de 2016, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro, dependiente de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, inició una indagatoria por los delitos de secuestro y los que resulten, en agravio de Saúl Ortega Montiel y Hugo Arochi Roa. 

Pese a las diligencias practicadas por la PGR, aún no se ha logrado conocer el paradero de las víctimas. 

Hace dos años, el entonces titular del SAT, Aristóteles Núñez, dio a conocer que los empleados acudieron a un predio a notificar a un extranjero. 

Asimismo, dijo que existían fotos del momento en que Hugo Arochi y Saúl Ortega se detuvieron en una gasolinera en Toluca y después continuaron su trayecto carretero en Temascaltepec y Tejupilco. 

Los empleados tenían la encomienda de notificar a un extranjero a quien se le retuvo su vehículo, pero la dirección correspondía a un predio abandonado desde 2012.


jbh

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.