• Regístrate
Estás leyendo: PGR comprobó 9 casos de tortura en dos años
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 03:23 Hoy

PGR comprobó 9 casos de tortura en dos años

La Procuraduría General de la República atendió 49 solicitudes para aplicar el Protocolo de Estambul.

Publicidad
Publicidad

En los dos últimos años, la Procuraduría General de la República comprobó nueve casos de tortura, luego de que atendió 49 solicitudes para aplicar el Protocolo de Estambul.

El mencionado protocolo se aplica a nivel internacional y establece el mecanismo que debe seguirse ante una denuncia de tortura o malos tratos contra alguna persona.

Durante 2016 y 2017, el agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Dirección General de Atención y Seguimiento a Recomendaciones y Conciliaciones en Materia de Derechos Humanos, y la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura, demandaron la aplicación del dictamen médico psicológico especializado.

En dicho periodo, ambas áreas de la Representación Social de la Federación requirieron la aplicación del protocolo en 212 casos; tan solo en 2017, se presentaron 129 peticiones.

En respuesta a una petición de información con base a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información, la PGR informó que sólo atendió 49 solicitudes, de las 212 que se le hicieron llegar en dos años; sin embargo, no aclaró porque no atendió todas.

De las 49 solicitudes atendidas, 17 se analizaron en 2016, de las que 16 resultaron negativo y una positivo.

En 2017, la PGR tomó en cuenta 32 peticiones, resultando 24 negativo y ocho positivo.

"Ahora bien, por lo que hace a sus requerimientos consistentes en cuántos de esos protocolos solicitados no se aplicaron, poner las razones por la que no se aplicaron... cuántos están pendientes, la Coordinación General de Servicios Periciales manifestó no contar con una base de datos que permita identificar esos asuntos, por lo que no es posible proporcionar la información con el nivel de detalle...", indica la respuesta de la PGR.

El Manual para la Investigación y Documentación Eficaces de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, data de 1999 y se centra en la declaración de la presunta víctima; tiene como propósito conocer la mayor cantidad de detalles posibles para identificar casos.

ASUNTOS

El año pasado, la PGR dio a conocer detalles del protocolo aplicado a ocho presuntos delincuentes que actualmente se encuentran presos y que han sido relacionados con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sucesos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero.

La institución mencionó que en el caso de Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo, presunto jefe de sicarios de Guerreros Unidos, de quien se presume dio la orden de asesinar a los estudiantes y destruir todo lo que pudiera relacionar al grupo criminal Guerreros Unidos, sí presentaba algunas lesiones que pudieran tener correspondencia con ciertas maniobras o acciones de tortura física.

El Cepillo declaró ante el Ministerio Público Federal que interrogó y golpeó a normalistas y una de sus víctimas le confesó que "los desmadres" que pretendían llevar a cabo en Iguala, la noche del 26 de septiembre de 2014, iban realizarlos en coordinación con integrantes de Los Rojos.

Pese a las lesiones que presentaba Rodríguez Salgado, abundó la PGR, el indiciado "se negó" a que se le realizará la evaluación psicológica obligatoria, tal y como como lo establece el Protocolo de Estambul.

En el caso de Edgar Vieyra Pereyda, El Taxco, ex policía municipal de Iguala, se detectaron algunas lesiones que pueden tener correspondencia con ciertas maniobras o acciones de tortura física.

"De la evaluación psicológica, el procesado aceptó la aplicación de la misma y se determinó que no presenta reacciones psicológicas, ni clasificaciones de diagnóstico establecidas en víctimas de un evento de tortura, esto de conformidad con lo que establece el Protocolo de Estambul", señaló la institución en 2017.

Las otras personas sometidas a los exámenes y que están presas por la desaparición de los normalistas son Alberto Aceves Serrano, Darío Morales Sánchez, Edgar Magdaleno Navarro Cruz, Leodan Fuentes Pineda y/o Leodan Pineda Fuentes, Oscar Augusto Pérez Carreto y Verónica Bahena Cruz; los dictámenes arrojaron que no presentan lesiones que pudieran ser compatibles con posibles maniobras de tortura física o psicológica.

A partir de la creación de la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura, en octubre de 2015, la PGR ha iniciado 7 mil 208 averiguaciones previas por el mencionado acto ilícito.


jbh

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.