• Regístrate
Estás leyendo: Pese a la baja de delitos, crecen policías vecinales
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 22:22 Hoy

Pese a la baja de delitos, crecen policías vecinales

En Mérida, los comités de vigilancia ciudadana se han multiplicado 360%, lo que convierte a este municipio de Yucatán en el más seguro del país, según cifras oficiales.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

No hay duda, Mérida es uno de los municipios más seguros del país. Eso lo establecen las cifras oficiales. Sin embargo, aún con estadísticas envidiables, los grupos de policía vecinal se han multiplicado en la capital yucateca. Suena paradójico, aunque la explicación es sencilla: ante el crecimiento de la ciudad, los meridanos están decididos a mantener sus bajos índices delictivos.

El año pasado, según el gobierno del estado, había cerca de 500 de estos grupos registrados en la Secretaría de Seguridad Pública. En los últimos meses, el crecimiento ha sido exponencial, hoy son alrededor de 2 mil 300 comités de policía vecinal, un aumento de 360 por ciento.

Si cada uno tiene al menos cinco integrantes, ya suman 11 mil 500 vigilantes ciudadanos en Mérida, casi el triple de los elementos operativos que tiene la policía de Yucatán para todo el estado.

“No somos un grupo de choque ni de agresión”, aclara a MILENIO un integrante de la policía vecinal en la colonia San José Vergel. Él y otros habitantes de su cuadra, se reúnen por las noches, están uniformados con una playera blanca, tienen lámparas y silbatos, además de línea directa con el comandante de la policía en su colonia.

“Estamos para prevenir, como una protección hacia otras ideas o malas influencias de otros lugares. Entonces el gobierno nos dice: ‘Si ves algo malo, avísame y yo lo corrijo”, explica el vecino.

Al respecto, el secretario de Gobierno de Yucatán, Roberto Rodríguez Asaf, es enfático “se llaman comités de policía vecinal, pero no sustituyen el trabajo de los policías”. Eso sí, el funcionario admite que el crecimiento de los grupos obedece, en parte, a la reacción de los yucatecos a la creciente migración desde otros estados.

“Está viniéndose mucha gente a vivir a Yucatán y el espíritu de crear los comités es mantener la relación de vecinos, es crear comunidad”, dice en entrevista.

La tecnología ha sido clave para que las policías vecinales presuman sus primeros logros. En la colonia Mayapán, por ejemplo, utilizan un grupo de mensajería instantánea para alertar sobre cualquier movimiento sospechoso.

“Nosotros nos encargamos de darle seguridad a la colonia”, afirma la presidenta del comité, María Rufina Cua. “Cuando sucede algún percance, sea un choque o un robo, nos comunicamos de inmediato por Whatsapp”. Y no solo eso, también convocan a pláticas para la prevención de delitos como la extorsión, aunque su incidencia sea baja en Yucatán.

Creada hace apenas unos meses, la policía vecinal de Mayapán, también logró ahuyentar a los narcomenudistas de sus calles. Los vecinos tenían ubicados los lugares donde éstos enganchaban a los jóvenes:

“Había mucho vandalismo, en esa esquina se vendía droga”, dice María Cua. “En cambio ahora, viendo que hay más vigilancia y que tenemos nuestro grupo de policía, han decidido respetarnos como vecinos y respetar nuestras calles”, asegura.

Para que un modelo como el de la policía vecinal funcione, se requiere de confianza entre los ciudadanos y los policías, pues se espera que los vecinos reporten cualquier incidencia. En ese sentido, Yucatán ocupa un lugar privilegiado: según la última Encuesta Nacional de Victimización del Inegi, 73.4 por ciento de los yucatecos tienen una buena imagen de la policía estatal, casi 20 puntos por encima de la media nacional.

Pese a esa buena percepción, los patrullajes de la policía son poco frecuentes en Mérida, incluso en vialidades principales. En la zona centro, pueden pasar hasta 20 minutos sin que pase una patrulla. En áreas comerciales y residenciales, como la colonia Francisco Montejo, se cuentan hasta 40 minutos sin que la policía haga presencia.

“Ya van dos días que no he visto una patrulla por acá”, asegura Carminia Cu Palomo, presidenta del comité de policía vecinal en Nueva Sambula, una zona popular. Ahí, ella y sus vecinos enfrentan problemas de pandillerismo y están decididos a que nadie, especialmente viniendo de fuera, ponga a Mérida de cabeza:

“Si nosotros no vamos a hacer daño a otro lado, ¿por qué dejar que nos vengan a lastimar? Estamos agarrados de las manos, haciendo una barrera para mantener la seguridad de Yucatán”.

CLAVES

CIFRAS ENVIDIABLES

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y septiembre de 2017, se denunciaron apenas 31 casos de extorsión en todo el estado.

En el mismo periodo, en Mérida se cometieron 19 homicidios dolosos, cifra inferior a la del año pasado.

Actualmente, la Policía Estatal de Yucatán cuenta con 4 mil 100 elementos operativos, es decir, una tercera parte de los vigilantes ciudadanos registrados solo en Yucatán.

Con información de: Rafael López.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.