Mueren cinco estudiantes en persecución en Reynosa

Padres de familia mantienen hasta este momento obstruida la circulación frente a la secundaria donde ocurrió el incidente.

Reynosa

Cinco estudiantes de secundaria murieron y dos personas más se encuentran lesionadas, luego de que fueran arrollados durante una persecución en la ciudad de Reynosa.

Los hechos se registraron a las afueras de la secundaria 56 ubicada en el ejido La Retama sobre la carretera Reynosa-San Fernando, justo cuando alumnos de la institución salían de su posada de fin de año.

En la zona quedaron varios vehículos, el conductor de uno de ellos, quien aparentemente conducía a exceso de velocidad durante una persecución, se llevó a los menores quienes se encontraban en las puertas del plantel.

Según directivos de la escuela, se trató de cuatro menores del turno matutino del tercer año así como un estudiante de primer año que fue llevado grave a un hospital.

Se trata del segundo incidente que se registra en lo que va del año, padres de familia mantienen obstruida la circulación de la arteria buscando solución de parte de las autoridades municipales.

En tanto, el gobierno del estado lamentó los hechos a través de su cuenta de Twitter y mediante un comunicado. La Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó que la causa fue una persecución de elementos militares a civiles armados, el cual dejó una mujer adulta y una niña menor de edad resultaron lesionadas, aunque su estado de salud se reportó estable.

Los estudiantes que perdieron la vida fueron identificados como Margarita "N", de 15 años de edad; Rosario de los Angeles "N", 15 años; Josecil "N", de 14 años; Juan Carlos "N", 13 años y Gerardo "N", 13 años.

Un agente del Ministerio Público del Fuero Común que integró la averiguación previa correspondiente, estableció que dos civiles armados que tripulaban una camioneta pick-up Chevrolet Silverado color roja, modelo 2005, de cuatro puertas, en su intento de escapar de elementos del Ejército Mexicano que los iban persiguiendo, por la alta velocidad perdieron el control del vehículo, el cual derrapó e impactó a los cinco estudiantes que esperaban sobre el acotamiento de la carretera la llegada de un transporte urbano.

En su carrera sin control, luego se impactaron contra dos vehículos estacionados a las afueras de la secundaria, provocando lesiones a Sandra Reyes Garza, de 31 años y a la menor Areli Fernández, de cinco años. Ambas se encontraban en el interior de una de las unidades colisionadas por los civiles armados, quienes lograron darse a la fuga.