Uno de cada dos penales en México, con sobrepoblación

Organismos federales señalan que en 15 años el número de cárceles pasó de 433 a 392, pero éstas elevaron su capacidad de reclusión.

México


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

El sistema penitenciario en México padece de sobrepoblación, falta de jueces y violaciones a los derechos humanos de los presos.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Seguridad y reportes del Inegi, se sabe que más de la mitad de los penales del país tienen sobrepoblación y ocho de cada diez reos no tienen una sentencia.

Existen 392 centros penitenciarios, con una capacidad de 197 mil 993 personas. Actualmente se tienen más de 248 mil reos, es decir que se tiene una sobrepoblación de 25 por ciento.

En 54 por ciento de los centros de reclusión se tiene sobrepoblación. Algunos especialistas aseguran que se debe a que en México se privilegia el uso de la prisión como pena, pues 95 por ciento de los delitos tienen como castigo pasar tiempo en una cárcel.

De todas las condenas que se dictan por parte de los jueces solo 3.6 del total no tiene como destino último la cárcel.

Los estados que más tienen sobrepoblación penitenciaria son Nayarit, con 128 por ciento; el Estado de México, con 97.82 por ciento; Hidalgo, con 87.52; la Ciudad de México, con 81.13, y Jalisco, con 73.

Hasta enero de 2014 se reportaron dos mil 436 incidentes al interior de los penales. Desglosado se sabe que hubo mil 218 peleas, 483 agresiones a terceros, 395 decesos, 114 autoagresiones, 73 suicidios, 48 huelgas de hambre, 25 homicidios y 20 fugas.

En los penales estatales solo 22 por ciento de los reclusos tiene una sentencia. En el sistema se argumenta la falta de jueces, el tiempo que tardan los trámites judiciales y la falta de personal en el ámbito penal para hacer frente a la carga de trabajo.

En los 15 años recientes, la población penitenciaria en el país se ha incrementado en 39 por ciento, pues mientras en 2000 había 154 mil reos, el año pasado eran 251 mil.

Hace 15 años en el país existían 433 centros de reclusión, mientras actualmente se contabilizan 392. A pesar de que hay menos cárceles, las existentes cuentan con mayor capacidad.

En este periodo solo los gobiernos federal y de la Ciudad de México aumentaron su capacidad de reclusión. En el caso de los penales federales, de seis mil 95 espacios en seis penales pasaron a una capacidad de 31 mil 360 en sus 17 penales.

El gobierno capitalino tiene 13 penales para 23 mil 947 reos, cuando en el año 2000 contaba con 10 cárceles con espacio para 19 mil 88 personas.

Los que ganaron espacios de reclusión fueron los gobiernos estatales, ya que en el año 2000 disponían de 141 mil 758 espacios en 325 cárceles y en 2015 reportaron la disponibilidad de 148 mil 466 espacios en 285 cárceles.

Según el Cuaderno Mensual de Información Estadística Penitenciaria Nacional más reciente, publicado en noviembre, con corte a octubre de 2015, en el país había 105 mil 477 internos procesados y 146 mil 35 tienen sentencia.

No todos los presos del fuero federal se encuentran en los centros federales, porque son 48 mil y su capacidad instalada asciende a 31 mil, por lo que más de 17 mil presos están recluidos en penales estatales.

La mayor proporción de ellos se encuentra en penales de la Ciudad de México, Jalisco, Baja California, Nuevo León y Sinaloa. También por ser considerados de alta peligrosidad aunque señalados por delitos del fuero común, hay presos dos mil 229 por estos delitos que están en los llamados Ceferesos.

Para la manutención de los presos por delitos federales en cárceles estatales, el gobierno federal a través del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, ha entregado hasta el corte de septiembre pasado 200 millones de pesos a los gobiernos locales por concepto de cuota.