Se hizo pasar por militar pero es empleado indirecto del gobierno

Llevaba uniforme, placa e identificación, policías estatales desmintieron tal afirmación, ahora enfrenta el delito de Usurpación de funciones.
Quiso engañar a policías mostrando uniforme
Quiso engañar a policías mostrando uniforme (Milenio)

Ciudad Valles

Un joven de 21 años se hizo pasar como militar y presumió su placa durante una revisión de la Policía Estatal, sin embargo su versión no fue creíble y los agentes optaron por llamar a elementos del 36 Batallón de Infantería, constatando que estaba mintiendo, por lo que fue detenido.

Los policías estatales instalaron una revisión espontánea de vehículos sobre el bulevar México – Laredo, entre las calles 16 de Septiembre y Comonfort.

Eran pocos minutos después de las 12 del mediodía cuando pasó por el lugar una caravana de dos vehículos Jetta color plata con varios individuos a bordo. El instinto policiaco hizo que les marcaran de inmediato el alto.

Uno traía placas 496 YSR del Distrito Federal, con cuatro tripulantes, mientras que el otro 861XZM también del Distrito Federal con cinco personas a bordo.

Al cuestionarlos, dijeron ser empleados de una empresa contratada por el gobierno para la instalación de computadoras en planteles educativos.

A los pocos segundos, se paró otra unidad igual y cuyo conductor dijo que era compañero de los otros. Esta unidad traía placas 815 ZDF del Distrito Federal.

Al hacerles las preguntas de rigor, uno de ellos les dijo que era militar de la 4ta. Zona Militar de Hermosillo, Sonora y que andaba de vacaciones, enseñándoles una credencial a nombre de Juan José Hernández, de 21 años, con domicilio en Campo Militar en México, Distrito Federal pero se mostró renuente a darles otros datos.

Al ver que traía una placa de identificación y un uniforme completo color beige camuflado, los agentes casi le creen, sin embargo quisieron constatarlo y pidieron a personal del 36 Batallón de Infantería acudieran al lugar. Éstos al consultar los datos, se dieron cuenta que efectivamente el joven estuvo en la milicia, sin embargo desertó desde el 2011, por lo que no le quedó más que admitir que eso era cierto y que había sido de baja por el consejo de Honor y Justicia.

Ante ello fue subido a una patrulla y llevado ante un fiscal, donde quedó también la placa, credencial y el uniforme que constaba de una camisola militar café tipo camuflaje pixeleada, dos playeras color verde militar, una playera color café. La credencial tenía validez hasta el 31 de diciembre del 2012.