El párroco quiere poner a su gente: Uriel Chávez

Lo acusa de generar un lío político

México y Michoacán

Uriel Chávez, alcalde de Apatzingán que fue expulsado por las autodefensas un día antes, afirmó que en el municipio hay un problema político más que de delincuencia.

En entrevista radiofónica con Denisse Maerker, el edil acusó al párroco Gregorio López de "pretender acomodar a personas en diversos cargos e incluso tomar la presidencia municipal".

Rechazó que tenga vínculos con el crimen organizado o que sepa el paradero de 200 personas que por ahora están en calidad de desconocidas.

—Alcalde, ¿cuál es el problema que tiene con Gregorio López, párroco de Apatzingán?

—En sí, no tengo ningún problema con él. Quiero manifestar que siempre hemos llevado una buena amistad. Este asunto que se vive con el padre es político...

—¿Qué significa?, ¿cuál es el tinte político?

—Bueno, él ha manifestado que quiere tomar la presidencia, que quiere colocar a los funcionarios a su gusto, cosa que está mal. Él no es ninguna autoridad, no es nadie.

Reiteró que él no tiene relación con el crimen organizado y dijo que se encuentra en Apatzingán para continuar con su agen- da normal.

"La situación se está saliendo de control y más que un problema de delincuencia, es de carácter político, ya que el sacerdote pretende acomodar a personas en diversos cargos e incluso tomar la presidencia municipal", insistió.

Sin labores

En Apatzingán, tras la irrupción de grupos de autodefensa, no hubo labores, mientras que el alcalde Uriel Chávez se encuentra resguardado en su domicilio por agentes federales.

A las afueras del palacio municipal se apostaron aproximadamente 20 personas con playeras blancas con las leyendas Grupos de Autodefensa, quienes afirman que no dejaran laborar a Chávez si es que quiere regresar al recinto.

Sin embargo, la Policía Federal mantiene el resguardo de las instalaciones.

El párroco Gregorio López afirmó que el cabildo dará un posicionamiento este miércoles en torno a la situación del alcalde, aunque previó que los servicios municipales regresen a la normalidad.

La Policía Federal también montó un operativo en inmediaciones del domicilio de Uriel Chávez, tras el amago que hicieron los autodefensas de ir a buscarlo, según confirmaron funcionarios consultados.