¡Queremos trabajar!, gritan policías de Acapulco

Agentes municipales y viales mantienen un paro de labores desde hace dos meses y este jueves se manifestaron para exigirle al alcalde Luis Walton una "liquidación justa" y "una auditoría de recursos".
Los policías rechazan la liquidación que se les pretende dar.
Los policías rechazan la liquidación que se les pretende dar. (Javier Trujillo)

Guerrero

Policías municipales y viales de Acapulco, que mantiene un paro de labores desde hace dos meses, se manifestaron por la zona turística en demanda de liquidaciones.

Al grito de ¡Queremos Trabajar!, los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, marcharon y exigieron que se liquide a los elementos que se quieran ir de manera voluntaria.

Los elementos, con mantas y pancartas en mano, exigieron una "liquidación justa", "que les permitan trabajar" y "una auditoría a recursos del Subsemun".

Partieron de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad y caminaron por la avenida Cuauhtémoc y la Costera Miguel Alemán ocasionando caos vehicular.

Posteriormente, hicieron una parada informativa en el asta bandera y continuaron su marcha hasta llegar al Ayuntamiento de Acapulco, para exigir al alcalde Luis Walton Aburto que no los engañe y liquide a los más de 70 elementos que aceptaron ser dados de baja voluntariamente.

Los policías municipales estuvieron repartiendo entre los automovilistas y personas que viajaban en el transporte urbano volantes informativos, donde señalan que "los policías no están encaprichados en permanecer en la inactividad".

Asimismo, en el volante informativo piden a la ciudadanía que exijan su derecho a la seguridad pública porque el gobierno municipal está obligado a dárselas. "Pedimos su comprensión, porque también exigimos que sea respetado nuestro derecho laboral".

Hasta el momento sólo 47 policías de Acapulco han sido liquidados, pero son aquellos que reprobaron los exámenes de control de confianza, sin embargo se le entregó al gobierno del estado y municipio una lista de 70 bajas voluntarias.