• Regístrate
Estás leyendo: Para encontrar a nuestra hermana 'rascamos con las uñas en la tierra'
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 01:29 Hoy

Para encontrar a nuestra hermana 'rascamos con las uñas en la tierra'

La familia de Ana Patricia la busca desde enero de 2017. Nada se sabe de ella. Es estudiante de ingeniería y madre.
Publicidad
Publicidad

Desde el 30 de enero de 2017 la familia García Rivero no sabe nada de su hija, hermana y madre, Ana Patricia, quien ese día se dirigía a su trabajo, en la Ciudad de México, desde el municipio de Tecámac.

A partir de entonces, relata Rosa Isela, ha comenzado el duro y doloroso trabajo de buscar a su hermana, quien actualmente tiene 34 años de edad y es madre de un menor de 4 años.

Ana Patricia era estudiante de Ingeniería Geofísica en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y, además, trabajaba en un call-center ubicado en la Ciudad de México, vivía en el municipio de Tecámac y ese 30 de enero iría a visitar a sus papás, quienes viven en el municipio de Ecatepec, para después irse a trabajar. 

Sin embargo, nunca llegó a ver a sus padres ni se presentó en el trabajo: el 31 de enero, al no tener noticias sobre ella, su familia levantó una denuncia la correspondiente por su desaparición y, a la fecha, no se han tenido avances o indicios de dónde pusiera estar Ana Patricia, indicó su hermana.

Esto es muy frustrante en el sentido de en este Estado puedes desaparecer y nadie vio nada, nadie escuchó nada; simplemente desapareces y ya como si nada. Solamente sabemos que ella salió a tomar el camión, pero nadie la vio, fuimos al paradero para ver si la habían asaltado, si había pasado un accidente, si había pasado algo, pero nos dijeron que no había pasado nada en esos días que mi hermana desapareció”, relató.

En cuanto a las autoridades, Rosa Isela señaló que ha sido un tema bastante complicado. Solamente sabemos que ella salió a tomar el camión, pero nadie la vio, fuimos al paradero para ver si habían asaltado, si había pasado un accidente, si había pasado algo, pero nos dijeron que no había pasado nada en esos días que mi hermana desapareció”, relató.

Ana Patricia es la tercera de cuatro hermanos, madre de un pequeño de 4 años y que como hermana de una víctima se da cuenta que no son suficientes ni los recursos, ni el personal a cargo de las investigaciones.

Yo creo que una constante es que no tienen recursos, que no tienen personal y están rebasados, por miles de carpetas y uno tiene que estar al pendiente, incluso informarse de términos jurídicos, forenses, porque realmente si uno no está al pendiente, si uno no está ahí no hacen nada, entonces sí es bastante cansado por los cambios de carpeta, por la falta de tiempo, por las autoridades, también por falta de compromiso de búsqueda”, indicó.

Señaló que, ante la incapacidad de las autoridades, ella y su familia han tenido que salir a las calles a “rascar con las uñas en la tierra” para encontrar a su hermana. 



Nosotros somos los responsables de la investigación y no debería de ser así, nosotros colaboramos con lo que tenemos porque quién va a conocer mejor a nuestra hermana, a nuestro familiar que nosotros mismos; pero parece que nosotros tenemos la responsabilidad de la investigación: un MP tiene casi mil carpetas de investigación, entonces cuánto tiempo le va a dedicar a nuestro caso, prácticamente el Estado está rebasado en delitos de di versa índole.

Es muy difícil porque tienes que llevar a la par tu dolor, la desesperación, la incertidumbre, pero a la vez tienes que estar detrás del MP, tienes que estar todos los días para ver qué se ha hecho, para ver qué falta por hacer y para ver que lo hagan bien

"Te lastima tanto que ya no vives igual, tu vida jamás va a volver a ser igual y tienes que ir aprendiendo poco a poco a que tienes que hacer todo lo que puedas. Lamentablemente uno quisiera saber que si hace uno las cosas como una receta la encontraríamos, pero lamentablemente no es así; hemos ido a hospitales, hemos ido a psiquiátricos, hemos ido a CAPEA, hemos ido a los 'semefos' locales”, indicó. 

Ana Patricia es la tercera de cuatro hermanos, es la madre de un pequeño de 4 años y buscaba superarse y convertirse en ingeniera, es una mujer emprendedora y feliz. Al momento de desaparecer vestía vestía pantalón de mezclilla azul claro y suéter azul cielo.

LC


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.