En Palmarito entregan rosas a soldados y exigen paz

Dos ramos de rosas blancas fueron colocados en el punto en el que la noche del 3 de mayo quedaron los cuerpos de Paulino Martínez "El Pavis" y el de Raúl N.

Puebla

Dos ramos de rosas blancas fueron colocados justo en el punto en el que la noche del 3 de mayo quedaron los cuerpos de Paulino Martínez "El Pavis" y el de Raúl N., quien presuntamente fue asesinado por un elemento del Ejército cuando ya había sido sometido, desde ahí salió la marcha por la paz para Palmarito Tochapan.

Desde ese punto ubicado en el cruce de la calle Hidalgo y la 10 Sur arrancó la marcha en la que participaron cerca de 300 habitantes de Palmarito Tochapan, quienes dejaron las amenazas y los gritos para cambiarlos por rosas que entregaban a los transeúntes, policías y militares.

El contingente recorrió el pueblo, pasó por la presidencia auxiliar y la iglesia en donde siguen colocadas las mantas en las que reclaman por los abusos del Ejército en contra de la población durante el enfrentamiento con huachicoleros en los que murieron cuatro militares y seis civiles.

Durante el recorrido la consigna era la paz para la junta auxiliar que desde el aire sigue vigilada por el Ejército que a diario recorre los municipios vecinos de Quecholac.

La marcha cruzó las calles principales, cruzaron el puente de la autopista, el mismo que el cuatro de mayo fue tomados por un grupo de pobladores que exigían la liberación de los 12 detenidos y la salid del Ejército.

Llegaron hasta las instalaciones de Pemex que también sirven de cuartel de los elementos del Ejército Mexicano y de la Policía Estatal a los elementos que custodiaban el inmueble y los alrededores les entregaron flores que los elementos aceptaron.

El contingente señalaba que no querían más incursiones violentas que perturben la paz que desde hace varios años se había logrado en localidad.