Bloquean la Puebla-Orizaba tras ataques en Palmarito

Los habitantes del municipio de Quecholac quemaron llantas a la altura del kilómetro 185 y acusaron a militares de iniciar ayer los ataques que dejaron cinco muertos, entre ellos dos soldados.

Palmarito

Habitantes del poblado de Palmarito, municipio de Quecholac, bloquearon la autopista Puebla-Orizaba, a la altura del kilómetro 185, en protesta por los ataques de ayer, en los que murieron cinco personas, entre ellos dos militares.

Los pobladores acusaron que ayer elementos del Ejército iniciaron las agresiones, reportaron que hay tres menores desaparecidos y que una mujer recibió un disparo en la frente cuando salió a comprar tortillas.

Alrededor de las 11:20 horas, los habitantes colocaron barricadas e incendiaron llantas.

Los familiares de Felipa Olallo señalaron que un grupo de mujeres que regresaba del campo fueron perseguidas militares que hacían disparos y ella trató de llegar a su casa; sin embargo, una de las balas la alcanzó.

Los habitantes se organizaron y cerraron la autopista para exigir castigo a los elementos que participaron en el operativo, pues aseguran, no tenían un objetivo y atacaron con armas de fuego.

TE RECOMENDAMOS: Ataque a Ejército en Puebla deja 7 muertos; 4 son militares

En el lugar, elementos de la Policía Militar y Estatal buscan dialogar con los pobladores para que liberen la vialidad.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó en un comunicado que ayer alrededor de las 20:15 horas, militares fueron agredidos al atender una llamada de emergencia sobre una toma clandestina en el poblado de Palmarito.

Indicó que los soldados fueron agredidos con armas de fuego por presuntos criminales, quienes usaron de escudo a un grupo de mujeres y niños.

De acuerdo con la Sedena, alrededor de las 22:00 horas los militares recibieron "una nueva agresión con disparos de arma de fuego por parte de un grupo de individuos que se trasladaban a bordo de cinco camionetas, tres de estas blindadas".


Afirmó que esta segunda agresión "fue repelida por los soldados para proteger su integridad física, en virtud de que en esta ocasión no había presencia de mujeres y niños, como ocurrió en el primer incidente que fueron utilizados como escudo", explicó.

Detalló que tras el ataque resultaron dos militares fallecidos y 9 heridos por armas de fuego, así como tres agresores muertos y uno herido.

El Ejército detuvo a 12 presuntos agresores, entre ellos dos menores de edad, y se aseguraron tres fusiles automáticos, un arma corta, cargadores y cartuchos, así como cuatro camionetas, dos de ellas con blindaje de fábrica.

Los detenidos y lo asegurado fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes y los menores en calidad de presentados, estableciéndose coordinación con la Procuraduría General de la República y Fiscalía de Puebla.


jbh