“No tengo palabras para expresar esta aberración”

La Cámara guardó un minuto de silencio en memoria de su compañero y exigió el pronto esclarecimiento de los hechos.
Calculan que más de 2 mil personas despidieron al legislador.
Calculan que más de 2 mil personas despidieron al legislador. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Las lágrimas y los aplausos se hicieron uno al paso de los féretros del diputado federal Gabriel Gómez Michel y su asistente, Heriberto Núñez Ramos, quienes recibieron el último adiós en el municipio de El Grullo, de donde ambos eran originarios.

“No tengo palabras para expresar esta aberración, que las palabras no salgan de mi corazón. Gaby, El Pando, el doctor, el médico, el diputado, mi papi, mi hijo pequeñito te adora, mi esposo, mi compañero por 15 años, ha dado la vida por el pueblo”, exclamó la mujer del legislador, quien tomó fuerzas para romper el silencio al término de la misa que se celebró en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe.

Tras el breve discurso de la viuda, los aplausos no se hicieron esperar entre los asistentes, quienes decidieron ir vestidos de blanco para pedir paz y demostrar su rechazo al violento hecho en el que fallecieron los dos grullenses.

La misa fue encabezada por una de las personas más allegadas al legislador, el sacerdote Jesús Carrillo, quien recordó no solo al político, sino a uno de sus mejores amigos desde la infancia; durante su sermón, contaba las anécdotas que vivió junto a Gómez Michel y Núñez Ramos.

Después de los servicios religiosos, los hombres asignados a cargar los ataúdes de madera café atravesaron una multitud de más de 2 mil personas que acudieron a darle el último adiós al legislador.

El cortejo fúnebre estuvo acompañado por los jóvenes que integran la orquesta sinfónica municipal, fundada por el mismo Gómez Michel, ya que siempre quiso que El Grullo tuviera actividades culturales.

En la procesión también participó el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz; el coordinador de los legisladores federales del PRI, Manlio Fabio Beltrones, entre otros, quienes mostraron sus respetos por el político y por su acompañante, secuestrados en Tlaquepaque y asesinados en Zacatecas.

En tanto, el pleno de la Cámara de Diputados guardó un minuto de silencio y rindió un emotivo aplauso a la memoria de Gómez Michel. Desde la tribuna parlamentaria, el diputado presidente, Silvano Aureoles, expresó la consternación de los legisladores y exigió a las autoridades el pronto esclarecimiento de los hechos.

“No queremos que la muerte del diputado Gómez Michel forme parte de las estadísticas como un número más de muertes en este país, porque hoy el problema de la inseguridad que se vive en México es un asunto grave que demanda la firme participación del Estado mexicano; no podemos acostumbrarnos a que el crimen y la violencia se sigan cobijando en la impunidad”, arengó.

Aureoles advirtió que el Poder Legislativo estará pendiente de los avances en las investigaciones e instó al procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, a informar a la Cámara.

Se refirió a Gómez Michel como un hombre serio, humanista, comprometido con su trabajo y con su vocación de servicio. Sostuvo que la muerte del legislador jalisciense fue resultado de un acto violento perpetrado por la delincuencia organizada.

El coordinador de los diputados del PAN, José Isabel Trejo, condenó el atentado “premeditado y dolosamente planeado con gran astucia, cálculo y frialdad”.