Papá e hijo escapan tras golpear y balear a plagiarios

Cuando dos de los secuestradores se quedaron dormidos, el padre y el hijo se liberaron y acordaron enfrentarse a golpes con los delincuentes; el hijo le disparó a uno en el cachete y luego huyeron.
El 30 de junio de 2015 una de las secuestradoras se comunicó con la víctima para solicitarle sus servicios culinarios para un evento familiar.
Los secuestradores dijeron que iban a matar el papá y al hijo cuando tuvieran el dinero del rescate, pese a eso, las víctimas decidieron pelear con ellos. (Milenio/Archivo)

Ciudad de México

Un padre y su hijo lograron escapar de un secuestro tras enfrentarse con los delincuentes a golpes y disparar a uno de ellos, quien resultó ser un chofer de la ruta de camiones donde trabajan las víctimas, informó la Procuraduría General de Justicia capitalina.

La dependencia informó que aproximadamente a las 02:00 horas, el padre y el hijo, de 37 y 17 años, fueron sometidos y llevados a una casa de seguridad en la colonia Pueblo de Santa Rosa Xochiac, en le delegación Álvaro Obregón, el 29 de noviembre de este año. 

Ese mismo día, los secuestradores se comunicaron con los familiares de las víctimas para pedir un rescate, pese a eso, antes del medio día, la familia denunció a los delincuentes en la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro (FAS).

TE RECOMENDAMOS: Víctimas de secuestro escapan de captores en Guerrero

Cuando dos de los presuntos secuestradores se quedaron dormidos, aproximadamente a las 11:10, el papá aprovechó para desamarrarse los pies y manos, desatóa su hijo y acordaron enfrentarse a los delincuentes, pues escucharon que los matarían cuando tuvieran el dinero del rescate.

El padre y el hijo comenzaron a pelear con los dos secuestradores que se habían quedado dormidos: el menor estaba forcejeando con el que estaba armado, y en la riña, salió un disparo que asusto al delincuente, por lo que éste salió huyendo.

Después el joven fue a ayudar a su padre, quien estaba siendo sometido por el otro secuestrador.

Con la arma en la mano, el joven le pegó al secuestrador, pero este no dejaba de agredir al padre y al hijo, razón por la que el menor disparó e hirió en una mejilla al delincuente, quien después de recibir el daño cayó herido al suelo.

Cerca de las 12:10, las víctimas salieron de la casa de seguridad sin saber si había más secuestradores o si el hombre en el suelo estaba vivo o no.

Ambos buscaron un policía y cuando lo encontraron le pidieron su teléfono para decirle a sus familiares que ya se habían liberado.

En ese momento, la familia le dijo lo ocurrido a la FAS,  quien implementó los mecanismos de vigilancia y seguridad para el papá, el hijo, y la familia.

TE RECOMENDAMOS: Hombre secuestrado logra escapar en Contry La Silla

Durante la entrevista efectuada a las víctimas se pudo conocer que el agresor, quien murió en la casa de seguridad, era compañero de trabajo en la misma línea de camiones donde los secuestrados son dueños de varias unidades.

El arma que les fue arrebatada a los delincuentes fue enviada a la Coordinación de Servicios Periciales, donde se hacen comparaciones balísticas que permitirán conocer si fue usada para otro delito.


dash