México y EU hacen simulacro de seguridad en la frontera

La intención es prevenir una eventual incursión a territorio estadunidende de algún cártel.

Arizona

Elementos de varias agencias gubernamentales de México y Estados Unidos realizaron un ejercicio de seguridad en la fronteriza ciudad de Douglas, a fin de reforzar el control en el área, donde se ha observado un incremento de actividades delictivas relacionadas con el tráfico de drogas.

De acuerdo con funcionarios consultados, la actividad consistió en que las agencias federales de ambos países simularon una incursión a territorio estadunidense de dos vehículos mexicanos con hombres armados.

"Este simulacro está basado en algo que ocurrió cuando los cárteles estaban peleando uno contra otro. Siempre tenemos la preocupación de que en un momento así puedan llegar aquí a la garita buscando pasar", manifestó Carl Robinson, supervisor de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Douglas.

La escenificación estuvo basada en un hecho real ocurrido en enero de este año, en Agua Prieta, Sonora, cuando miembros de cárteles rivales se enfrentaron a tiros, dejando un saldo de un muerto y cuatro heridos.

Este hecho fue el punto de partida del ejercicio de hora y media realizado ayer en la garita de Douglas, durante una actividad coordinada por agentes de CBP, en el que participaron la Policía Federal mexicana y agencias locales de la ciudad fronteriza estadunidense.

Durante el simulacro, se escucharon sonidos de sirenas en el lado mexicano, lo que motivó que los agentes en la garita se pusieran en alerta. Poco después, se vio a patrulleros de la policía de México persiguiendo a dos camionetas que se dirigían al puerto de entrada de Estados Unidos, una de las cuales logró cruzar.

La camioneta recorrió varias calles de Douglas, en una persecución que concitó la atención de los residentes, y luego regresó a la garita con intención de reingresar a México, pero fue acorralada por agentes federales estadunidenses y sus ocupantes arrestados.

Si bien hasta ahora no se ha usado una aeronave en este tipo de operaciones, el simulacro incluyó también el aterrizaje de un helicóptero, desde donde descendió un equipo de tres agentes armados para detener a otra camioneta que cruzó desde el lado mexicano.

"Cuando cruza la segunda camioneta ya estábamos preparados y es detenida, allí encontramos a un hombre gravemente lesionado, que fue atendido y transportado al hospital de Tucson", explicó Robinson respecto al simulacro, al que asistieron como invitados funcionarios de la ciudad.

Aunque en el hecho real en el que se basó el simulacro nunca hubo una incursión a Estados Unidos, el ejercicio buscó entrenar a los agentes ante una eventualidad como ésta, dado que los cárteles mantienen una fuerte actividad en la frontera y las autoridades no descartan que en medio de un enfrentamiento busquen ingresar al lado estadunidense.

"Este simulacro llamado Operativo Zona Roja fue un operativo binacional y lo que buscamos es aprender. Este evento fue de algo que había sucedido, pero hicimos el escenario un poquito más grande de como sucedido para saber qué es lo que hubiera pasado si hubieran cruzado la frontera", dijo Teresa Small, vocera de CBP en Arizona.

Este tipo de operativos binacionales se llevan a cabo por acuerdos firmados entre ambos gobiernos para desarrollar protocolos y responder a casos de violencia fronteriza, explicaron las autoridades.

La vocera indicó que las agencias federales realizan este ejercicio cada año en Douglas, y otras actividades similares en Nogales, Sonora. "Lo que tratamos es hacer esto lo más realista posible, aunque sabemos que en una situación real no sería tan rápido como hoy (ayer)", añadió Small.

Al concluir el ejercicio, los participantes de todas las agencias evaluaron la acción para tomar los correctivos necesarios.