Operación Borge: de los ‘moches’ a la prosperidad

Un empresario de bienes raíces y un legislador revelan el esquema con el que funcionarios lucraban con terrenos de alta plusvalía, ubicados en zonas en desarrollo.

Quintana Roo

“A mí me ofrecieron terrenos”, suelta el empresario Carlos Antonio Mimenza, mientras conversamos en Playa del Carmen. “Cuando comenzaron a sacar los remates, me hablaron para ofrecerme terrenos en Tulum”.

Carlos Antonio Mimenza es un empresario de Quintana Roo que se dedica a la compraventa de terrenos. Él fue testigo del modus operandi con el que la administración de Roberto Borge lucraba con el patrimonio del estado. Se hacía a partir de moches. De corrupción, a través del Instituto del Patrimonio Inmobiliario del Estado (IPAE).

“Me invitaron a ir a Chetumal al IPAE para sentarme y abrirme ahora sí que el menú de terrenos que iba a rematar el gobierno del estado, cosa a la que yo jamás me presté”.

El empresario y promotor deportivo cuenta que faltando tres meses para que concluyera el sexenio del priista Borge se acentuó el remate de propiedades. A él lo llamó Óscar Conde Canto, pariente del ex gobernador Félix González Canto y ex tesorero del municipio de Tulum, y le ofreció terrenos en ese codiciado lugar de playa.

El esquema de la operación Borge era simple: el interesado pagaba 20 por ciento del valor de los terrenos y otro 20 por ciento de moche. “Obviamente te ofrecían el terreno, te escrituraban a un precio insignificante, y tú pagabas otra parte por fuera”, denuncia el empresario.

Un daño al erario de 80 por ciento del valor de cada venta posible. Las autoridades en el estado estiman que en las dos últimas administraciones se vendieron 9 mil 500 hectáreas de la reserva territorial. El equivalente a seis veces la zona hotelera de Cancún.

El presidente del Congreso del estado, Eduardo Martínez, señala que como parte del modus operandi buscaban terrenos de alto valor, de alta plusvalía, terrenos que ellos supieran, “por ser gobierno, donde iba a haber desarrollo, qué decían los planes de desarrollo, y esos eran los que ofrecían”.

El legislador asegura que se han acreditado pérdidas al erario por… 9 mil millones de pesos por los predios vendidos, rematados, regalados en el anterior sexenio.

La vendedora, la rematadora, fue Claudia Romanillos, quien desde 2011 era la titular del IPAE. Romanillos Villanueva no provenía de un gran cargo: llegó a ese puesto después de haberse desempeñado… como secretaria particular de Roberto Borge. Ella está acusada en las indagatorias de haber formado parte de la red de corrupción que facilitó el enriquecimiento del priista.

Como gobernador Borge percibía un sueldo mensual de $105 mil 366 pesos. Al llegar a la gubernatura, la familia Borge estaba endeudada. En 1994, Roberto Borge Martín, padre del priista, fue procesado tras ser detenido acusado de evasión fiscal. Quedó libre al pagar una fianza. También estuvo en la cárcel por un fraude a 11 millones de pesos a Bancomer.

“Cuando Roberto Borge entra a la gubernatura su padre tenía deudas, créditos hipotecarios los cuales ya les iban a ser embargados. Seis meses después ya que Roberto Borge es gobernador, esos bienes se liberaron de las hipotecas, ya estaban bien económicamente”, asegura Ramón Escalante, ex regidor en Cozumel.

Roberto Borge fue capturado el 5 de junio cuando intentaba tomar un avión en Panamá y es investigado por presuntamente haber usado una red de prestanombres para crear negocios, como la empresa Impulsora Marítima, comercialmente conocida como Barcos Caribe.

Para equipar su empresa naviera, Borge compró siete barcos en Tanzania, Australia y México. El costo total de los barcos, que actualmente tiene la empresa marítima de Quintana Roo y del Caribe, es de alrededor de 18 millones de dólares.

El pasado 16 de febrero, a petición de la PGR, un juez ordenó el aseguramiento de la documentación oficial de Barcos Caribe para evitar la disolución o la modificación de la sociedad. El Servicio de Administración Tributaria también investiga a la empresa por ocultar la compra de cinco embarcaciones.

El secretario de Gestión Pública, Rafael del Pozo, sostiene que parte de las personas denunciadas ante la PGR están vinculadas con la naviera. Se trata de una serie de personajes que aparecen y reaparecen constantemente a lo largo de una serie de empresas y de permisos y licencias.

El funcionario prefiere reservarse nombres y detalles, pero si se revisan los documentos relativos a Barcos Caribe aparecen los nombres de César Celso, abogado de la familia Borge, y de Lourdes Pinedo Nieto.

Romeo Villanueva, un conocido gestor inmobiliario en Cozumel conoce desde hace años a la señora Pinedo. Recuerda que inició como secretaria de la familia Borge, después fue taquillera en el cine Cecilio Borge. “Cuando cierran el cine, ella sigue contratada, incluso cuidaba a la mamá de Roberto Borge Martínez, doña Margarita Martín”.

En un recorrido por la isla, visitamos sus domicilios, pero ninguno de los dos sigue residiendo en esas casas.

***

El dinero no se esconde y el enriquecimiento del ex gobernador priista puede verse en los departamentos, terrenos y casas que tiene en Quintana Roo. En Playa del Carmen, Borge es propietario de un condominio. Se ubica en 1 Avenida Norte y calle 42 Norte, en la colonia Zazil-ha, a unos metros del mar Caribe y de la Quinta Avenida, uno de los lugares más turísticos y cotizados de la zona.

Al lado de ese departamento marcado con el número 104, hay un terreno que está a la venta. Cuando uno llama para pedir informes para adquirirlo, se entera que el metro cuadrado cuesta 3 mil dólares.

A través de un documento de la dirección del catastro de Quintana Roo supimos que el terreno a nombre de Roberto Borge Angulo tiene una extensión de 45.44 metros cuadrados y 227.55 metros de construcción. Así que tan solo el terreno tiene un valor actual de 136 mil 320 dólares.

También a través de los documentos del catastro se puede saber que Roberto Borge es dueño de dos terrenos en el exclusivo Residencial Puerto Aventuras, donde los vecinos gozan de un embarcadero privado, zona comercial y campo de golf. Cada uno de los terrenos tiene una extensión de 480 metros cuadrados. Hasta la fecha el priista no ha construido en sus terrenos.

En el Registro Público se puede acceder a la documentación de las propiedades del ex mandatario. En Chetumal hay dos casas contiguas y un terreno en el fraccionamiento Cascada II.

También son de su propiedad dos terrenos de 2 mil 114 y 3 mil 661 metros cuadrados en los predios marcado como ejido de San Juan Sarabia en el municipio de Otón P. Blanco.

¿Y qué tal lo de su madre en Cozumel, lo de la señora María Rosa Yolanda Angulo Castilla? Es un predio que pertenecía a la reserva territorial de Quintana Roo hasta el 16 de mayo de 2014, cuando la señora Angulo Castilla compró los 47 mil 638.79 metros cuadrados que tiene. Una maravilla de lugar: área arbolada con frente de playa. Pagó 6 millones 553 mil 583 pesos con 93 centavos. Esto es, 137.50 pesos por metro cuadrado. Al menos 34 millones de pesos por debajo del precio real, de acuerdo con los cálculos del gobierno local y de los corredores de bienes raíces.

“Robaron descaradamente y con total impunidad: remataban cualquier propiedad del gobierno del estado como si fueran ellos los propietarios reales”, concluye indignado el empresario Carlos Antonio Mimenza, que se atrevió a narrar la operación Borge, investigada por la fiscalía local y la PGR…



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]