• Regístrate
Estás leyendo: Omisión legal casi deja libre a asesino de Camila
Comparte esta noticia

Omisión legal casi deja libre a asesino de Camila

Crónica

Homicida en Valle de Chalco. Debió ser el juez quien pidiera en la primera audiencia que Marciano permaneciera en la cárcel, en lo que se decide su situación jurídica.
Publicidad
Publicidad

Si el juez de control no hubiera solicitado las medidas cautelares contra Marciano “N” durante su primera audiencia, posiblemente éste hubiera continuado su proceso en libertad, porque si bien la abogada de los padres presentó las imputaciones contra el presunto homicida, el Ministerio Público no solicitó prisión preventiva.

A las 10 de la mañana de este viernes 4 de enero dio inicio la primera audiencia contra el presunto asesino de la pequeña Camila. Al penal de Chalco llegaron Guadalupe Mendoza y José Manuel Espinosa, madre y padre de la menor, además de su abogada y el presunto culpable junto con su defensor de oficio.

Dos horas duró la audiencia. Tiempo en el que Marciano escuchó atento cada una de los testimonios a los que dio lectura la abogada de los padres. De vez en vez se mordía las uñas, algunas otras se jalaba los labios, pero la mayor parte del tiempo permaneció con las piernas cerradas y sus manos dentro de estas.

A la audiencia llegó vestido con un overol azul marino. Todo el tiempo permaneció sentado dentro de una cabina de cristal y su interacción fue solo a través de un intercomunicador.

Hacía apenas 12 horas de su detención en Puebla y ya tenía la cabeza rapada. Marciano no es alto, si acaso mide 1.60 de estatura. Es extremadamente delgado y su piel es muy morena. Su semblante luce ensimismado y su tono de voz es agudo, con el acento de alguien que acaba de llegar de provincia.

En la audiencia la abogada de los padres dio lectura a siete testimonios en donde señalan que a las 19:45 horas el padre de Camila se metió a la casa para darse un baño. También aseguran que mientras eso pasaba vieron a la menor tronar algunos cohetes sobre la cerrada Poder Popular.

Entre los testimonios que se presentaron está el de un vecino que narra que a las 20 horas de la noche del 31 de diciembre todavía vio salir a Marciano del cuarto donde fue encontrada horas después la pequeña. Refiere que tuvieron una breve plática en la que el presunto feminicida le pidió un taco, además de que le dijo que regresaría a Puebla. Según esto, el delito se cometió en menos de 15 minutos.

Además de los testimonios, la abogada de los padres de Camila presentó como prueba el resultado de un certificado de muerte que se le practicó a la menor. De acuerdo con éste, la pequeña primero fue violada y después asfixiada por estrangulamiento.

A mitad de la audiencia, justo en el momento en que se leían los señalamientos contra Marciano, una respiración agitada y constante inundó la sala. Era la madre de Camila, quien justo a las 11:10 sufrió un ataque de ansiedad que le ocasionó otro de asma.

Ante este escenario, el juez de control decidió dar un receso y pidió una ambulancia para que la madre fuera atendida. Después la audiencia se reanudó, pero solo con la presencia del padre.

Marciano se reservó su derecho a declarar y su abogado decidió pedir un aplazamiento de 144 horas para reunir pruebas a favor de su cliente, antes de que fuera vinculado a un proceso de investigación.

Hasta antes del veredicto no había más peticiones. La lectura de los testimonios había concluido y si no hubiera sido por el propio juez, quien luego de admitir el aplazamiento pidió una medida preventiva, Marciano pudo haber salido en libertad, por lo menos hasta su próxima audiencia.

Fue el impartidor de justicia, quien como observación leyó algunos artículos del Código Penal para explicar por qué era necesario que continuara el proceso en prisión.

Aún no terminaba de salir el juez ni los familiares de Camila, cuando Marciano “N” se marchó del juzgado por una de las puertas que daba hacia el interior del penal.

Ya afuera, José Manuel Espinosa hizo una solicitud: “pido a toda la gente que lo conozca (al homicida), que si les ha hecho algo lo denuncien, entre más denuncias haya en su contra lo podremos refundir más tiempo en esta prisión”.

La próxima audiencia está programada para el lunes 7 de enero en el penal de Chalco a las 10 horas.

CLAVES

PROTOCOLO
La Procuraduría de Justicia capitalina activó el protocolo de feminicidio por el asesinato de una mujer en un hotel de Calzada de Tlalpan, ocurrido el jueves pasado.

LA CARPETA
“Abrimos la carpeta como feminicidio, traemos esa línea, vamos a seguir traemos el nombre de quien estuvo con ella y algún par de lugares”, explicó la procuradora Ernestina Godoy.

EXÁMENES
Señaló que todavía están a la espera de los exámenes periciales para determinar qué fue lo que ocurrió, porque hasta ahora la información es contradictoria.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.