Reforzarán seguridad en Guerrero con mil policías

Los uniformados que serán canalizados a Chilpancingo y Acapulco, recibirán un entrenamiento similar al de la Gendarmería Nacional, dijo el mandatario estatal Ángel Aguirre.
El goberador del estado, Ángel Aguirre ordenó que se mantenga el programa de limpieza a través de la Promotora y Administradora de Playas.
Los uniformados estarán listos para entrar en operación en cuatro meses. (Javier Trujillo)

Chilpancingo

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, anunció la contratación de mil nuevos policías, los que recibirán un entrenamiento similar al de la Gendarmería Nacional y que serán canalizados hacia Chilpancingo y el puerto de Acapulco.

Al término de una gira por la capital del estado, en la que acompañó al subsecretario de Prevención del Delito de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, Aguirre Rivero anunció que en los próximos días se publicará una convocatoria para contratar mil nuevos elementos.

Explicó que se trata de personal con un perfil diferente, ya que recibirán la capacitación similar al de la Gendarmería Nacional, pues se adiestrarán en las propias instalaciones de la Policía Federal (PF) en donde realizarán los estudios para convertirse en personal calificado en el tema de seguridad pública.

Los nuevos elementos estarán listos para entrar en operación en cuatro meses. Aguirre Rivero sostuvo que para Chilpancingo se considera canalizar 300 y 700 en el caso de Acapulco.

Anticipó que mientras estén en proceso de formación, los aspirantes percibirán una beca de 14 mil pesos, cuando culminen recibirán un salario decoroso, con prestaciones adicionales a las que establece la ley; entre ellos créditos a la vivienda, apoyos con uniformes y útiles escolares para sus hijos, además de becas para los mismos.

Junto con los alcaldes del puerto y la capital de Guerrero, Aguirre manifestó que se busca forman una policía con mucha proximidad, que inspire confianza entre la población.

De hecho, dijo que el grupo integrado por los mil elementos no recibirán el nombre de policías, se les buscará otra denominación que no genere rechazo entre la población, porque es cierto que hay entre la sociedad una imagen sumamente negativa de las corporaciones.

En virtud de que hubo una convocatoria previa emitida por la Policía Federal (PF), se considera la posibilidad de ofrecer a los elementos que ya pasaron sus evaluaciones de control y confianza para que se trasladen a Guerrero.

Si el proyecto funciona, sostuvo que se habrá dado un paso importante para restituir la tranquilidad a dichas ciudades, que en los últimos años han sufrido serios problemas en materia de inseguridad, a partir de la lucha que sostienen grupos de la delincuencia organizada para controlarlas.