• Regístrate
Estás leyendo: Notifican por homicidio a un reo de Cadereyta
Comparte esta noticia

Notifican por homicidio a un reo de Cadereyta

Lo acusan de haber asesinado a golpes a un interno de un centro contra adicciones, en Guadalupe.
Publicidad
Publicidad

Un joven que se encuentra recluido en el penal de Cadereyta fue notificado de una orden de aprehensión por el delito de homicidio, pues se le acusa de asesinar a golpes a un interno de un centro de rehabilitación antiadicciones, en Guadalupe.

Según el expediente, el ahora imputado presuntamente esposó a la víctima a los tubos de una litera y lo golpeó en el tórax, con lo cual le provocó serias lesiones que le ocasionaron la muerte al día siguiente.

A disposición de un juez de Control y Juicio Oral se encuentra Édgar Heriberto, de 26 años de edad, quien enfrenta cargos por el delito de homicidio calificado.

Se le investiga por la muerte violenta de Raymundo Guzmán Martínez, de 29 años, quien tenía su domicilio en el municipio de Apodaca.

Dicha persona falleció por causas violentas el 5 de marzo del año pasado, en el centro de rehabilitación antiadicciones denominado OCAM, el cual se localiza en la calle Fresno número 1600, en la colonia Valle de la Silla, en Guadalupe.

Al momento de su muerte, Guzmán Martínez tenía apenas tres días de haber llegado al internado, a solicitud de sus familiares y después de haber participado en una riña en su domicilio.

De acuerdo con los informes, debido a que estaba agresivo, Raymundo fue sometido por varios de sus compañeros a temprana hora del día 4 de marzo de 2017.

Se supo que Édgar Heriberto esposó al ahora occiso y lo sujetó de los tubos de una cama, donde presuntamente comenzó a golpearlo con los puños en el tórax y el abdomen.

Después de la agresión, el ahora occiso permaneció esposado durante unas 24 horas, sin que los encargados del internado hicieran algo por él o buscaran ayuda médica.

Fue el día 5 por la mañana cuando a Guzmán Martínez le quitaron las esposas y lo recostaron en una cama, donde comenzó a convulsionar ante la mirada de varios de sus compañeros.

En ese momento el personal del centro de rehabilitación solicitó una ambulancia, pero a la llegada de los socorristas el afectado ya había fallecido.

Del caso se le dio conocimiento a las autoridades investigadoras, cuyos elementos iniciaron los cuestionamientos a testigos, mientras los peritos efectuaban su respectiva labor.

Fue después de más de un año que las indagatorias fueron concluidas, siendo notificado el sospechoso en el interior del penal del Cadereyta, donde se encuentra recluido desde hace varios meses, aunque no se especificó el tipo de delito que ya enfrentaba.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.