Normalista: en Ayotzinapa hubo dos expulsados por narcomenudistas

Omar Vázquez Arellano, vocero de los normalistas de Ayotzinapa, dijo que en 2011 dos alumnos de segundo grado fueron expulsados por dedicarse al narcomenudeo.
Omar Vázquez Arellano, vocero del Comité Estudiantil de la escuela Raúl Isidro Burgos.
Omar Vázquez Arellano, vocero del Comité Estudiantil de la escuela Raúl Isidro Burgos. (Especial)

Ciudad de México

En entrevistas telefónicas por separado con la periodista Adela Micha (en su programa de radio de la cadena Imagen) y el portal Aristegui Noticias, el líder estudiantil de Ayotzinapa, Omar Vázquez Arellano (quien para efectos públicos aparece como Omar García Velázquez) aceptó que sí es su voz la que se escucha en el audio que dio a conocer el lunes pasado Carlos Marín en MILENIO (grabación en la cual él y otro estudiante hablan del posible involucramiento de algunos alumnos con el grupo criminal Los Rojos), pero asegura que fue sacada de contexto o editada, a pesar de que la conversación se reprodujo desde que suena el teléfono hasta que cuelga.

El vocero de los estudiantes también confirmó que en octubre pasado hubo una incursión del grupo delictivo Los Ardillos en Tixtla (la ubica el 2 de octubre), donde está la Normal Rural "Raúl Isidro Burgos", para "arrebatarle la plaza a los contrarios", es decir, a Los Rojos. MILENIO informó en la nota sobre los audios que esa banda criminal intentó penetral a Ayotzinapa el 20 de octubre con el fin de levantar a cuatro estudiantes, imputados por Los Ardillos de formar parte de Los Rojos, su banda rival. Policías comunitarios impidieron que tuvieran éxito.

Vázquez Arellano reconoció en la charla con Aristegui Noticias que sí ha habido estudiantes de esa institución que han tenido nexos con el narcotráfico (al menos dos de segundo grado en 2011), que se dedicaban al narcomenudeo, a vender droga, pero negó que la dirigencia estudiantil forme parte de Los Rojos. Informó que esos normalistas fueron expulsados de la escuela a pesar de las amenazas que sufrieron los líderes estudiantiles de parte del grupo delictivo para el que trabajaban sus compañeros.

Al abordar el asunto de la irrupción del grupo criminal, comentó:

-Nosotros mencionamos a Los Ardillos porque es del conocimiento de la población de Tixtla que esos tipos llegaron a principios de octubre, como el 2 de octubre, a arrebatarles la plaza a los contrarios. Por lo tanto la mención de Los Ardillos estaba a la orden del día, tanto nuestra como de la población aquí. Nosotros teníamos miedo de que fuera parte de una estrategia gubernamental y dado que los compañeros salen de noche, o salen durante el día a las actividades en Tixtla, fueran a decir que somos Rojos. (...) Entonces la discusión entre los compañeros, en llamadas telefónicas, mensajes y demás, fue el de: "Oigan, tengan cuidado, ya no salgan de noche, nos van a confundir con Rojos, dicen que andan los Ardillos... Esas palabras siempre abundaron en nuestras conversaciones.

Posteriormente, también en la entrevista con Aristegui Noticias, menciona el caso de la posible infiltración criminal en Ayotzinapa:

-(...) Nosotros también nos hacemos nuestras propias preguntas, tenemos nuestras propias dudas, revisamos nuestra estructura, a nuestros compañeros estudiantes, para ver si en dado caso algún compañero estuviera vinculado (a un grupo criminal). Nosotros lo hacemos con el propósito de no esconder nada, es un proceso interno de vigilancia interna que nosotros hacemos...

-Y en esa vigilancia interna, ¿es posible que alguno esté involucrado con el crimen organizado?

-Las probabilidades son como en cualquier otra escuela. O sea, aquí también los chavos toman, aquí también unos llegan a ingerir algún otro tipo de cosas, igual que en cualquier otra institución. No voy a decir nombres, pero, carajo, de eso a que estemos vinculados con Los Rojos, o que haya habido un trato para desaparecer a nuestros compañeros o un acuerdo, pues eso está muy lejos.

-Siendo presidente del Comité de Orden y Disciplina, ¿no has encontrado una situación mayor?

-No, mira, es que nosotros somos muy estrictos. En 2011, por ejemplo, se expulsó a 2 chavos que andaban distribuyendo acá droga. Se les expulsó y en respuesta vinieron las personas armadas a amenazar al comité estudiantil, a los de Orden y Disciplina. Aun así, fueron expulsados. Eran de segundo año, eran parte del (narco) menudeo. Fueron a agredir a los comités, pero ni madres, no pudieron, se les expulsó porque nosotros no permitimos ese tipo de cosas.

Al final de la conservación con Aristegui Noticias reiteró:

-Nosotros no somos Rojos. Desde la noche de Iguala los normalistas han sido vinculados a Los Rojos, y ahora, si le pasa algo a alguien (de la Normal) van a decir que son Rojos (...). No es que vayan por cuatro (como informó MILENIO), en la lógica de ellos, todos los de Ayotzinapa somos Rojos y así le pase lo que le pase a cualquiera, van a decir que somos Rojos, de ahí no nos van a sacar, por eso no debemos de caer tanto en su juego...