Habría sido accidental la muerte de tres niños en Galeana

Los menores se ahogaron en una pila de agua; aparentemente, uno cayó y los otros dos trataron de auxiliarlo, pero también fallecieron.

Monterrey

Mientras se llevan a cabo los funerales de los tres niños que se ahogaron en una pila de agua en Galeana, la Procuraduría de Justicia investiga este caso como un lamentable accidente.

Hasta el momento no se ha encontrado ningún indicio que haga suponer la existencia de un acto delictivo, es decir, que otra persona haya actuado en contra de los menores.

Por tal motivo, el hecho es investigado por el fiscal adscrito al Centro de Orientación y Denuncia (CODE) de aquel municipio del sur de Nuevo León.

El personal de Homicidios de la Policía Ministerial no ha intervenido, pues se encargan los agentes del destacamento local.

La tarde del pasado domingo, peritos de la Procuraduría de Justicia inspeccionaron el sitio donde se registró la tragedia.

Se trata de una pila o tanque de agua de aproximadamente 20 por 20 metros, ubicado en las inmediaciones del ejido Puerto Acapulco.

Dicha comunidad rural se localiza en el norte de Galeana, cerca de la sierra, a 180 kilómetros de Monterrey y a 25 de San Rafael.

Las víctimas de este incidente son Pablo Azael Peña Herrera, de 11 años de edad; Luis Inocencio Camacho Casas, de 12; y Luis Alberto Saucedo Martínez, de 14.

Informes proporcionados por la Dirección de Protección Civil Municipal señalaron que los tres habitaban en el ejido Ciénega del Toro, ubicado en la misma región.

La mañana del domingo 16 de noviembre caminaban junto a decenas de personas, en una peregrinación que iba del ejido Santa Clara a Puerto Acapulco.

Casi al llegar a esta última localidad, cuando el grupo se detuvo unos momentos para descansar, los menores se dirigieron al depósito de agua.

La cisterna, de aproximadamente dos metros de profundidad, tiene una especie de boquete de un metro cuadrado, por donde los niños se introdujeron para ver lo que había dentro.

Trascendió que uno de ellos, al parecer Luis Alberto, resbaló en un muro interior y cayó al agua.

Al ver que se ahogaba, sus amigos trataron de auxiliarlo y se introdujeron rápidamente, pero al final los tres perecieron ahogados.

Hasta aquel lugar se movilizaron elementos de la Policía y de Protección Civil de Galeana, quienes notificaron a las autoridades estatales.

A su llegada, el personal de auxilio encontró los tres cuerpos ya fuera de la pila, pues algunos integrantes de la peregrinación los extrajeron al tratar de brindarles ayuda.

Los cuerpos fueron trasladados esa tarde al Servicio Médico Forense de Linares, donde les practicaron los estudios respectivos, y luego fueron entregados a los familiares.