Heridos en Aquila estaban a 300 metros de riña con militares

La Procuraduría de Michoacán explicó que pobladores y militares fueron agredidos por desconocidos cerca del restaurante "Costa de Michoacán", a 300 metros del puente donde ocurrió la riña por Verdía.
El procurador dijo que hay un soldado con lesiones provocadas por esquirlas.
El procurador dijo que hay un soldado con lesiones provocadas por esquirlas. (PGJE)

Ciudad de México

Las cuatro personas heridas y el niño que murió en Aquila por fragmentos de bala estaban a 300 metros de donde ocurrió el enfrentamiento entre militares y pobladores, quienes exigían la liberación del líder de autodefensas, Cemei Verdía Zepeda.

En conferencia de prensa, el procurador general de Justicia de Michoacán, Jaime Rodríguez, informó que pobladores y militares fueron agredidos por personas desconocidas cerca del restaurante "Costa de Michoacán", el cual está a 300 metros de distancia del puente donde ocurrió la riña el pasado domingo.

Afirmó que las lesiones provocadas por esquirlas al soldado de Infantería, Gregorio Hernández Bautista, "permite establecer que existieron agresiones con armas de fuego hacia las autoridades; en un sentido más amplio, se puede afirmar que tanto civiles como fuerzas de seguridad fueron agredidos por personas cuya identidad ya se investiga".

El funcionario explicó que dentro de las investigaciones se ha identificado en el restaurante al menos seis impactos sobre su fachada y uno en el interior causados por proyectiles o esquirlas de arma de fuego.

Afirmó que la ubicación y distancia "no corresponde ni pudieron haber provenido del convoy encapsulado en el puente (...) entre el puente y el restaurante existen elevaciones de tierra que imposibilitan la trayectoria de cualquier proyectil entre estos puntos; todos estos hechos siguen siendo materia de investigación".

Detalló que las lesiones de las cinco víctimas son por esquirlas de bala, que por sus niveles de destrucción o deformación pericialmente no son útiles para identificar el calibre del proyectil; sin embargo, expertos afirman que no se trata de material militar.

Explicó que hasta este momento cuentan con 15 declaraciones de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, seis testimonios de víctimas o familiares de éstas, dictámenes en criminalística, fotografía, Medicina Forense y balística.