Buscan llevar a Antony con su papá en EU

El congresista por California Darrell Issa dijo que están en contacto con el padre del menor y harán todo lo que esté a su alcance para sacarlo de esta situación abusiva.

San Diego, EU

Autoridades de México y Estados Unidos evalúan el posible traslado a San Diego, California, del menor Antony, quien fue localizado encadenado y con signos de tortura en casa de familiares en la Ciudad de México.

El vocero del congresista por California Darrell Issa confirmó que desde el lunes se ha mantenido contacto con el padre del menor, que reside en la localidad californiana de Escondido.

"Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para sacarlo de esta situación abusiva y llevarlo a un ambiente seguro y estable donde pueda obtener la ayuda que tanto necesita", dijo el congresista en una declaración.

Antony Castro, de 5 años, fue localizado con signos de haber recibido golpes, encadenado, desnutrido y con cinta adhesiva en la boca en casa de unos familiares en la Ciudad de México.

Se sabe que el menor estaba bajo el cuidado de sus tíos, quienes ya se encuentran en custodia en México por su presunta participación en un delito de privación de libertad.

Los padres, Pascual Castro y la estadunidense Dawn Sanders, residen en Estados Unidos, aunque actualmente se encuentran separados.

El menor vivía con su abuela en México, pero posteriormente se fue con sus tíos a la capital de ese país con la intención de ser inscrito en una escuela primaria bilingüe, a fin de que aprenda inglés y regrese junto a su padre en California.

Pese a que algunos diarios han informado que el menor podría regresar a Estados Unidos en dos semanas, la cónsul general de ese país en San Diego (California), Marcela Celorio, afirmó que dicho traslado no se concretará hasta que las autoridades estudien lo "mejor para el bienestar del niño".

"Para nosotros es primordial que el niño esté bien, que se asegure que donde vaya a permanecer tenga un trato digno y luego se decidirá cuál será su destino", señaló la cónsul, quien dijo que la decisión recaerá en manos de la Fiscalía mexicana de atención a menores y un juez correspondiente.

El menor, quien tiene doble ciudadanía, se recupera de manera satisfactoria en un hospital.

El padre del menor, quien tiene la custodia, es un inmigrante mexicano en proceso de regular su estatus migratorio en Estados Unidos, precisó la funcionaria.

"Independientemente de padres, abuelos, tíos, quienes tienen la custodia o quienes no la tienen, para nosotros lo más importante es el bienestar del niño y con base en eso es como se va actuar", reiteró la cónsul.

jbh