Niño murió en juego; caso está cerrado: fiscal de Chihuahua

El fiscal general del estado, Jorge González Nicolás, dijo que las versiones de los cinco adolescentes que mataron al niño de 6 años coinciden en que jugaban al secuestro y se les pasó la mano.
Agentes ministeriales localizaron, la tarde de este sábado, el cadáver de un menor que fue asesinado al estilo del crimen organizado por cinco de sus amigos.
Agentes ministeriales localizaron el cuerpo del niño de 6 años semienterrado en el cauce de un arroyo. (Juan José García Amaro)

Ciudad de México

En el caso de la muerte de un menor de seis años a manos de cinco adolescentes no hay más que investigar, se trató de un juego en el que se les pasó la mano, aseguró el fiscal general de Chihuahua, Jorge Enrique González Nicolás.

"Es el tema de que jugando se les pasó la mano y que para cubrir esta situación decidieron hacer esto (matar al niño) y que verdaderamente pareciera que se lo llevaron", dijo en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen.

Christopher desapareció la tarde del jueves pasado. El sábado, agentes ministeriales encontraron su cuerpo semienterrado en el cauce de un arroyo de la colonia Laderas de San Guillermo. Desde el inicio de las indagatorias se estableció que la víctima y cinco menores más jugaban al secuestro.

El fiscal general dijo que los cinco menores coinciden plenamente en que se sobrepasaron en el juego, "cuando lo ven lastimado, que no estaba lastimado de muerte ni mucho menos, sino simplemente lesionado, es donde entrar el tema más de la maldad".

"El móvil no hay nada más de fondo que esto", aseguró. "Me parece a mí que en el tema estrictamente de la investigación, queda prácticamente agotado".

Explicó que procederán legalmente en contra de los dos jóvenes de 15 años. Sobre los otros tres menores, quienes están bajo custodia del DIF, adelantó que pedirán que los ingresen al tutelar, aunque no en calidad de procesados, para evitar riesgos en los albergues del DIF.

González Nicolás dijo que este caso, más allá del castigo a los menores que mataron a Christopher, debe ser un parteaguas para que la sociedad en Chihuahua analice por qué pasan estas cosas.