Propone ministro negar amparo a dos pistoleros

Los presuntos sicarios alegaron que la pena que les impuso un juez por posesión de armas de fuego de uso exclusivo es “excesiva”.

México

Un ministro de la Suprema Corte propondrá a sus homólogos de la primera sala negar un amparo a dos presuntos sicarios que, se cree, pertenecen a una de las organizaciones criminales asentadas en Parral, Chihuahua, mismos que reclamaron la sentencia de seis años de prisión que se les impuso por posesión de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas, la cual, argumentaron, les fue mal impuesta y es "excesiva".

Se trata del caso de José Ramón Gutiérrez Godoy o José María Gutiérrez Godoy y de Ángel Geovanni López, quienes fueron abandonados por los integrantes de su grupo delictivo en una casa de seguridad en Parral, luego de que efectivos del Ejército descubrieron a otros sujetos armados afuera del inmueble.

Al existir flagrancia, los militares ingresaron al domicilio donde hallaron a Godoy a López recostados y recuperándose de heridas que tenían, pero a un lado había diversas armas, motivo por el cual solo se les pudo juzgar por posesión de las mismas.

Sin embargo, los sentenciados impugnaron el primer párrafo del artículo 64 del Código Penal Federal, el cual, según ellos, les fue mal aplicado, además de que atenta contra el artículo 22, primer párrafo, de la Constitución, que señala que toda pena debe ser proporcional al delito que sancione y al bien jurídico afectado. No obstante, el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, propondrá negar el amparo.

A juicio de los quejosos, la pena se debió individualizar así: se debió aumentar hasta una mitad del máximo del delito que merecía la pena mayor y, al no estar prevista cuál es la pena mínima a imponer, se debía entender aplicable la de tres días de prisión.

Hechos

El 14 de enero de 2014, aproximadamente a las 21:30 horas, efectivos del Ejército se trasladaban por un camino de terracería en las inmediaciones de Parral; durante su trayecto, lograron ver a varias personas corriendo. Por ello, intentaron "darles alcance".

Encontraron una bodega abierta, donde localizaron "automotores y objetos". Después localizaron una casa, también con la puerta abierta, y ahí observaron que, recargada en un sofá, se encontraba un arma de fuego (la cual resultó un rifle AR-15 abastecido de 29 cartuchos). En el piso, cerca de la puerta, estaban tirados cinco cargadores para AK-47.

Los militares observaron que los quejosos se encontraba recostados sobre una cama, presentaban heridas, al parecer provocadas por armas de fuego pero, según la versión de los militares, se encontraban estables. Asimismo, reportaron que los sospechosos estaban cerca de ciertos objetos bélicos; posteriormente, los soldados solicitaron el apoyo de una ambulancia para trasladar a los quejosos a un hospital.

El MP inició la averiguación previa y el 16 de enero de 2014, ejerció acción penal contra los quejosos por los delitos de portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas, además de asociación delictuosa.

Ortiz Mena señaló que el artículo 64, párrafo primero, del Código Penal Federal de ninguna manera puede ser violatorio del derecho fundamental que tutela el principio de proporcionalidad de las penas, reconocido en el artículo 22, párrafo primero, de la Constitución.

Claves

Refuerzan estrategia

• El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez, anunció la instalación del Grupo de Coordinación Acapulco, con la finalidad de favorecer la estrategia de seguridad en el puerto.

• "Tenemos claro que en las colonias Centro y Progreso es donde más se ha concentrado en los últimos días la violencia, por lo que este grupo definirá la estrategia de seguridad para reforzar los operativos".

• En relación al regreso de la PF al puerto, dijo que se ha planteado. Además del apoyo de las policías municipal, estatal, Armada y Ejército mexicano.