Confirman que son dos las elementos asesinadas de FC

El vocero de Seguridad del estado informó que los cuerpos fueron encontrados por la corporación un día después de haber sido víctimas de puñaladas.

Apodaca

Las dos mujeres que fueron encontradas asesinadas a puñaladas en el interior de una vivienda en Apodaca eran elementos activos de la Fuerza Civil de Nuevo León, informó el vocero de Seguridad de la entidad, Jorge Domene Zambrano.

Las mujeres fueron identificadas como Prisma García Córdoba, de 26 años, quien era originaria de Tabasco y se desempeñaba como policía segundo desde el 16 de julio del 2012.

Asimismo, Claudia Elizabeth Iraís Eguiarte Flores, de 29 años, era de Veracruz y laboraba como policía raso desde el 9 de mayo del año pasado.

De acuerdo a los datos proporcionados, el homicidio fue descubierto en una casa de la colonia Los Ébanos Norte, en Apodaca.

Domene Zambrano informó que los mandos de la corporación comenzaron a buscarlas al saber que habían faltado a su turno el pasado miércoles.

Fue así como el jueves se intensificó la búsqueda, misma que terminó en el domicilio de una de ellas.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones confirmaron que una de las occisas se encontraba semidesnuda en el área del baño y la otra en un cuarto. Ambas murieron asesinadas a cuchilladas.

Vecinos del sector manifestaron que al interior de la vivienda escucharon gritos de discusión entre un hombre y las mujeres, pero no le dieron importancia.

El jueves por la noche arribaron elementos de la Fuerza Civil, encontrando a sus compañeras muertas.

Lo anterior ocasionó una intensa movilización policiaca, lo que causó extrañeza entre los vecinos, ya que las autoridades lo hicieron de manera sigilosa, presuntamente para que los medios de comunicación no se enteraran, comentaron algunos colonos.

La voz se corrió y las autoridades explicaron que las dos mujeres policías tenían menos de 24 horas de haber sido asesinadas.

García Córdova y Eguiarte Flores tenían un expediente limpio, por lo que las investigaciones continúan para dar con el paradero de los presuntos responsables, descartándose el crimen organizado en este asunto.