Víctima de asalto se lanza de taxi en movimiento

Mientras tripulaba la unidad, el chofer hizo caso omiso de sus indicaciones y se internó en calles de la colonia Tijerina.
La joven fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja tras varios golpes en brazos y piernas.
La joven fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja tras varios golpes en brazos y piernas. (Yadith Valdez)

Monterrey

Una joven se arrojó de un taxi en movimiento luego de que el conductor la golpeó, despojó de sus pertenencias y amenazó con llevar a un lugar distinto al que ella pedía para agredirla sexualmente.

La víctima de 27 años, empleada de un negocio al interior del centro comercial Galerías Monterrey, tomó el vehículo de alquiler en el cruce de Juárez y Colón, al centro de Monterrey.

Mientras tripulaba la unidad, el chofer hizo caso omiso de sus indicaciones y se internó en calles de la colonia Tijerina.

Cuando ella lo cuestionó sobre su ruta, el hombre la golpeó varias veces y despojó de sus pertenencias, además, le dijo con palabras altisonantes que la llevaría a un rumbo distinto donde la agrediría sexual y físicamente.

Ante esto, la mujer decidió lanzarse del automóvil pero el taxista la tomó del cuello y durante el forcejeo a ella se le atoró un pie en uno de los asientos.

En ese momento, pasaban por un puesto de tacos en el cruce de Jordán y Miguel Barragán, cuyos clientes se percataron de la situación y comenzaron a perseguir el taxi mientras la motivaban a saltar del mismo.

"Sí, pasó gritando ella con la puerta abierta, que le ayudáramos, porque estábamos en un puesto de mi hermana que vende tacos. Lo que hicieron los clientes de mi hermana fue seguir el taxi pero ella seguía con la puerta abierta, entonces pues lo que le gritamos era que se aventara porque el hombre la jalaba del cuello para que no pudiera salir del carro", narró una de las testigos, hermana de la dueña de la taquería.

Cuando finalmente salió del vehículo de alquiler, el chofer lanzó a la víctima sus pertenencias y después se dio a la fuga tomando una calle en sentido contrario.

Debido al nerviosismo de todos los involucrados, nadie logró anotar las placas del automóvil, sin embargo, algunos testigos, así como la misma afectada, refirieron que el agresor es de tez morena y presenta sobrepeso. 

Con información de Yadith Valdez.