Andrómeda busca enfrentar juicio en libertad

La audiencia programada para este jueves 26 de mayo, fue suspendida por acuerdo de todas las partes ante el amparo sin resolver que la defensa había solicitado.
El infanticidio ocurrió el 7 de septiembre del año pasado en la colonia Rincón de Cumbres.
Fue el pasado 07 de septiembre cuando ocurrió el trágico hecho por el cual Andrómeda quedó detenida. (Archivo)

Monterrey

La diligencia judicial en la que se definiría cuántas y cuáles pruebas se tomarían en cuenta para el juicio de Andrómeda Elisa Cordero Flores, la homicida de sus dos hijas y agresora de su hijo, fue suspendida de nueva cuenta.

La defensa oficial de la acusada solicitó un amparo para que se le revoque la medida cautelar de prisión preventiva de manera que pueda enfrentar el juicio en libertad bajo fianza.

Por acuerdo de todas las partes, la audiencia programada para este jueves 26 de mayo a las 11:00 de la mañana fue diferida hasta que las autoridades federales resuelvan el juicio que promovieron contra el auto de vinculación a proceso que mantiene a Cordero Flores recluida en el Penal del Topo Chico.

La imputada ya había ganado dicho amparo pero únicamente se ordenó que se volviera a tomar la declaración preparatoria pues el juez federal consideró que existían suficientes pruebas para determinar que se le había tomado cuando se encontraba bajo los efectos de somníferos que ella había ingerido.

Fue el pasado 07 de septiembre cuando Andrómeda Elisa Cordero Flores fue detenida como presunta homicida de Laisha y Kela, de cuatro meses y dos años de edad, respectivamente, así como agresora de Jesús, de seis años de edad.

Este último, único sobreviviente del ataque que sufrieron los tres menores en la colonia Rincón de Cumbres, es el principal testigo con el que cuenta la Procuraduría de Justicia para sostener la acusación contra la mujer, cuyo única defensa es su argumento de haber estado bajo los efectos de pastillas sicotrópicas cuando sucedió el incidente.