"Como le tomé fotos a los policías, tuve que guardar la tarjeta en mi boca"

Lizette Rodríguez fue detenida por policías presuntamente de forma ilegal, al acudir a sus clases de corte y confección en el Centro Comunitario Independencia.
Lizeth Alejandra Rodríguez Rodríguez, primera mujer transexual de Nuevo León.
Lizeth Alejandra Rodríguez Rodríguez, primera mujer transexual de Nuevo León. (Foto: Eduardo Mendieta )

Monterrey

La tarjeta del celular se la guardó debajo de la lengua. El contenido eran fotografías de los policías que la detuvieron, humillaron, golpearon, desnudaron y secuestraron, y quienes advirtieron que si no quitaba el candado de su teléfono, la acusarían de prostitución.

Habla Lizette Alejandra Rodríguez Rodríguez, mujer transexual detenida por policías en forma presuntamente ilegal, mientras iba a sus clases de corte y confección a un Centro Comunitario Independencia y que tras su denuncia, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una recomendación contra dos funcionarios.

"Me metieron a la patrulla, me tiraron al suelo mientras que era llevada y uno de los policías me puso su bota en mi cabeza todo el tiempo hasta llegar al Alamey y no dejaban de decirme cosas ofensivas, al llegar al Alamey el mismo juez en vez de poner orden se prestó a las burlas y me dijo que si no quitaba mi candado a mi celular, me iba acusar de prostitución, y aparte me dijo: ´Tú ve y saca tus cosas de tu bolsa porque no me quiero enfermar de Sida´.

"Me metieron a un cuarto donde me desnudaron, no tuve el dominio sobre mi intimidad y eso es lo que me ha afectado más, como le tomé fotos a los policías, me tuve que guardar la tarjeta en mi boca", narró.

Lizeth señaló que no se consiguió todo lo que se esperaba, porque personas que le hicieron daño, los policías, continúan libres, si bien ya sus heridas o golpes quedaron atrás, sigue abierta la herida emocional.

"Es una frustración y una impotencia de todo lo que me dijeron, tuve que tomar terapia con siquiatra hasta dos veces diarias, no puedo soportar de que ocho personas me estuvieran agrediendo físicamente con las ofensas más crueles que se imaginan, fue un secuestro, te levantan.

"Espero seguir con una denuncia, aunque sé que (sus jefes) les van a decir: ´Pórtense bien´, pero a mí no me da satisfacción, pero con que ustedes estén aquí y lo den a conocer, siento yo un alivio, de que otra persona tengan ya una consideración de no atacar a una persona más", comentó.

Actualmente la transexual acude al Hospital Universitario donde le diagnostican "disforia de género", trastorno de identidad sexual y diagnóstico psiquiátrico asignado a las personas que sienten una disforia significativa o distrés debido a la diferencia entre su sexo asignado al nacer, con el que no se identifican ni sienten como propio, y su identidad de género.

"Que es algo que no todos están de acuerdo, pero el juez lo necesita por procedimiento", agregó Mariaurora Mota, directora de la agrupación Género, Ética y Salud Sexual, AC.

Parte de su declaración tras su denuncia presentada en la Comisión de Derechos Humanos del Estado, Lizeth relata lo sucedido el 8 de octubre de 2015 cuando se encontraba en el Centro Comunitario Nuevo León Independencia, para acudir a su clase de corte y confección.

"En ese momento, una persona que dijo ser comandante de los guardias institucionales que laboran en el Centro Comunitario, me aborda y me dice: ´Usted es la persona que causó problemas la semana pasada por entrar al baño de mujeres de este Centro Comunitario, le advierto que si lo vuelve a realizar lo vamos a detener´.

"Yo le respondí que eso era discriminación, ´yo soy una mujer transexual, no tienes por qué discriminarme´, y me dijo ´vamos a necesitar que te bajes los pantalones para ver si eres mujer u hombre´.

"Ante ello, le dije que eso era atentar contra mi dignidad y mis derechos, por lo que les tomé algunas fotos a dichos policías; en eso, uno de los guardias de la policía institucional de Seguridad Pública del Estado me agarró de los dos brazos y me los hizo hacia atrás, poniéndome las esposas muy fuertes, al tiempo que me dijo: no tienes por qué responderle a mi comandante", explicó.

KDSC