• Regístrate
Estás leyendo: Mujer sufre intento de violación, 911 nunca contestó
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 18:45 Hoy

Mujer sufre intento de violación, 911 nunca contestó

La abordó un hombre en una bicicleta quien traía el pantalón abajo y comenzó a golpearla, así como a manosearla, en la calle Coahuila de la colonia Valle de Chapala en Gómez Palacio. 

Publicidad
Publicidad

Como cada mañana, Rosita salió de su casa en la colonia Valle de Chapala para dirigirse a su trabajo como guardia de seguridad en una empresa de comunicaciones.

Salió a las 6:30 de la mañana y caminó por la ruta habitual, la calle Oriente. A la altura de la calle Coahuila en este sector, la abordó un hombre en una bicicleta.

"Me empezó a decir muchas groserías y se bajó de la bici. Traía una sudadera roja y pantalón de mezclilla, lo traía bajado y tenía una erección en el pene. Me decía "vas a querer, sí quieres". Yo quise hacerme como que no oía nada, pero se me acercó y empezó a golpearme, a manosearme", platicó en medio de lágrimas.

Un autobús pasó por ahí en ese momento e iluminó al agresor y su víctima. Tras ello, Rosita aprovechó para escapar del sujeto y corrió lo más rápido que pudo. Una persona le brindó ayuda y le preguntó que qué le había pasado. La acompañó al Periférico, donde ella toma su camión.

Rosita hizo al menos diez llamadas al número 911 de emergencias. Tras la letanía de que quien hace mal uso del servicio incurre en un delito, le colgaron en algunas ocasiones y en otras de plano no le contestaron. En medio de su desconcierto, decidió mejor ir a su trabajo.[OBJECT]

"Me subí al camión a llore y llore, toda aterrada, con el pelo todo revuelto. La gente se me quedaba viendo y no podía dejar de llorar", señaló.

Una vez en su centro laboral, Rosita pidió ayuda a sus compañeros que lograron por fin enlazar la llamada al 911.

A la primera persona que respondió se le dijo que se necesitaba hacer un reporte de intento de violación que había sido en Gómez Palacio por la mañana. La operadora colgó la línea. Fue necesario intentar otras tantas veces contactar al 911, hasta que por fin alguien contestó y como la llamada entró en Torreón, la canalizó a Gómez Palacio.

Ahí una operadora tomó los datos de la afectada y le pidió que le explicara lo que había sucedido.

Rosita tuvo que volver a vivir los momentos que pasó en la mañana. Se le canalizó al programa 'Esmeralda' donde una abogada le señaló la importancia de hacer su denuncia. Rosita quedó de ir a interponerla en la Vicefiscalía cuando saliera de su turno laboral.

"Yo sufrí golpes y todo, pero ese viejo anda suelto por ahí. Hoy fue día de puente, pero entre semana pasan las niñas que van a la escuela, pasan muchachitas a su trabajo. No quiero que nadie más tenga que volver a sufrir lo que me pasó", dijo.

Entre tanto, y por desgracia, cada llamada al 911, sistema con el que se prometió que la respuesta de las autoridades iba a mejorar ante cualquier emergencia, queda en duda.

No es la primera ocasión que la gente se queja por que las llamadas no entran o por que las operadoras que atienden no toman en serio a quienes se comunican desde el trauma de un incidente de cualquier tipo: asaltos, agresiones sexuales, robos, lesiones.

crc

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.