• Regístrate
Estás leyendo: Mujer presa por turba recupera a sus hijos
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 07:20 Hoy

Mujer presa por turba recupera a sus hijos

En el primer día que Adriana Manzanares pasó con sus hijos -después de 7 años, 2 meses y 3 días de no verlos- se dio cuenta que ellos también sufrieron por su injusto arresto.

Publicidad
Publicidad

Alejandro Domínguez

Esta semana recuperó a sus dos hijos Adriana Manzanares, la mujer indígena que estuvo encarcelada más de 7 años por una turba que la juzgó y condenó como asesina, y mujer infiel.

Hoy su hija mayor ya tiene 12 años, su hijo tiene 10. Sólo los vio una vez mientras estuvo presa.

“Solo una vez me los llevaron en el reclusorio... Ayer me los trajo mi mamá”, dijo Adriana.

Adriana quiere luchar con ellos de la misma manera que al interior del reclusorio lo hacía para volverlos a ver.

“Sí tengo esperanza como luche ahí adentro, ahora que estoy afuera más”.

En entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión Adriana contó que sus hijos permanecieron con quienes motivaron su arresto -los papás de Adriana- que la llevaron ante la justicia de su comunidad por haber perdido al bebé que esperaba.

Adriana dijo que como ella, sus hijos también sufrieron su arresto. En El Camalote, su comunidad, les hablaban mal de ella, pero es optimista y considera que ahora los podrá sacar adelante.

Adriana Manzanares tenía 21 años cuando se embarazó de un hombre que no era su esposo. El esposo de Adriana llevaba varios años sin verla, estaba en Estados Unidos. Su padre la llevó con el comisario ejidal del pueblo para que la cuestionara sobre su embarazo, pero ella parecía ya no estar embarazada.

Una madrugada, sola en su casa sintió que estaba a punto de parir, parió sola. Según los documentos judiciales, horas después del parto se levantó de la cama, cruzó el patio y caminó hacia la letrina con el bebé en brazos y lo dejó caer al piso de cabeza, metió el cuerpo en una bolsa y le avisó a Virgilio (el padre del bebé) juntos lo enterraron en una barranca. Adriana fue sentenciada por homicidio a 27 años de prisión. La semana pasada la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que Adriana debía salir libre. Así obtuvo su libertad.

Ahora Adriana buscará el apoyo para que sus hijos tengan una beca, accedan a medicamentos y también les den ayuda psicológica.

“(El país) sí me debe algo, sufrieron mucho mis hijos... Quisiera que me ayudaran para que mis hijos tengan una beca, médicos y ayuda psicológica”.

Para lograr una reparación del daño por parte del Estado, la defensa espera la resolución por escrito de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Adriana reiteró que nunca regresará a su comunidad porque “son 7 años que me quitaron parte de mi vida” y con ello, “a mis hijos les hicieron daño”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.