Adelaida sufrió de violencia familiar

La joven madre de familia fue encontrada sin vida en el municipio de Zuazua, y días después su hijo de 2 años deambulaba en una plaza comercial de Escobedo.
Adelaida González Ramos tenía heridas de arma blanca en abdomen y rostro; su cabeza fue cubierta con una bolsa de plástico negro.
Adelaida González Ramos tenía heridas de arma blanca en abdomen y rostro; su cabeza fue cubierta con una bolsa de plástico negro. (Especial)

Monterrey

Durante el tiempo que Adelaida vivió con su esposo fue víctima de malos tratos y hasta de agresiones físicas, pero hasta el momento la Policía Ministerial no ha encontrado indicios que lo vinculen a él con el homicidio de la joven madre.

Por ahora, y a casi un mes del asesinato, el cuerpo de la dama permanece en el Semefo, pues aunque ya fue reconocido por los familiares, están pendientes las pruebas de ADN para acreditar legalmente la identidad.

Adelaida González Ramos tenía 20 años de edad, era originaria de una comunidad de La Huasteca Potosina, y vivía con su esposo, su hijo, un cuñado y la esposa de él.

Habitaba en una casa de renta en la calle La Haya, de la colonia Tacubaya, en Guadalupe, donde desapareció el 7 de julio.

TE RECOMENDAMOS: Mujer asesinada en Zuazua era madre de menor abandonado en Escobedo

Trascendió que antes de la última semana de junio, cansada de los malos tratos que le daba el marido, Adelaida decidió separarse; tomó a su hijo Axel, de 2 años, y abandonaron el domicilio.

Las personas que la conocieron indicaron que era muy reservada, casi con nadie del barrio platicaba, y sus salidas eran al parque de enfrente, donde solía pasear al niño.

A menudo se le veía por las tardes sentada en una banca, hablando por celular durante largos ratos.

Habitantes de la colonia Tacubaya señalaron que la pareja estuvo separada durante unas dos o tres semanas, hasta que ya no supieron más de ella ni del menor.

El 10 de julio se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en General Zuazua, atrás de la Unión de Productores de Leche, cerca de la salida al municipio de Marín.

Ocho días después, un niño identificado como Axel fue encontrado deambulando afuera de una plaza comercial en las avenidas República Mexicana y Sendero, en Escobedo.

Nadie relacionó ambos casos. El día 20 el papá del niño se presentó en el DIF-Capullos, pero no le dieron la custodia al considerar que no era apto, y no era lo mejor para Axel.

Días después se estableció que la mujer asesinada en Zuazua era la madre del menor, pero se desconocía quién y por qué le dio muerte.