Hallan a dos jóvenes muertos en Lagos de Moreno

Los cuerpos tenían signos de atropellamiento vehicular; habían salido de trabajar y ya no regresaron a su hogar.

Lagos de Moreno

Dos menores de edad que vivían como pareja en Lagos de Moreno, fueron reportados como desaparecidos en la madrugada de este miércoles, siendo encontrados sus cuerpos horas más tarde al amanecer, luego de que presuntamente perdieran la vida atropellados.


Según lo relatado por la madre de Janeth Noriega Mascorro, de 17 años de edad, la adolescente y su pareja, de nombre Guadalupe Arenas Hernández, también de 17 años, salieron de su domicilio ubicado en la calle Lucas Nolasco, de la colonia Ladera Grande, en Lagos de Moreno, con rumbo a una fábrica ubicada en el libramiento norte, casi en su entronque con la carretera a Aguascalientes, donde trabajaban como obreros, esto a las 18:30 horas del día 12.


Los menores debieron haber salido de su turno laboral a la medianoche, pero al ver que ya eran las 01:00 horas del día 13 y no se sabía nada de ellos, la madre de la jovencita comenzó a preocuparse, por lo que llamó al 066 para reportar la desaparición de su hija y su novio, presentándose en el domicilio unos policías municipales, quienes tomaron datos de los extraviados e hicieron el reporte a la cabina, para enterar de la situación.


Pasaron las horas sin rastro de los desaparecidos y al amanecer, alrededor de las 7:30 horas, un hombre que circulaba a pie por el rumbo del libramiento norte, al pasar por donde se encuentra un restaurant de carnitas, encontró a un costado de la cinta asfáltica a dos personas tiradas, de aspecto adolescente y aparentemente inconscientes, por lo que dio aviso a las autoridades y a los cuerpos de emergencia, presentándose en el lugar los paramédicos de la Cruz Roja, que al tratar de atender a las víctimas se dieron cuenta de que ya no presentaban signos vitales.


Posteriormente, mediante fotografías que les habían proporcionado los familiares, los policías se dieron cuenta de que se trataba de los menores que habían sido reportados como desaparecidos durante la madrugada, por lo que notificaron a la mujer que hizo el llamado, mientras un agente del Ministerio Público tomaba conocimiento de lo ocurrido.


Los cuerpos presentaban manchas de sangre y junto a ellos se encontró una bicicleta y objetos personales, presumiéndose que pudieron haber sido arrollados por algún vehículo en medio de la oscuridad, perdiendo la vida segundos después.