Tras muerte de mujer, hallan asilo clandestino

La señora de la tercera edad que iba en una silla de ruedas, se resbaló cuando utilizaba un elevador industrial, lo que provocó que fuera decapitada. 

Guadalajara

Una mujer de la tercera edad que murió al caer presuntamente de manera accidental dentro de un elevador industrial, dejó al descubierto un asilo de ancianos que operaba de manera clandestina en una casa de la colonia Camino Real, en Zapopan.

Los hechos ocurrieron la mañana del lunes en la finca marcada con el número 220 de la calle Santa Margarita de Jesús de la citada colonia.

Los primeros reportes señalan que la mujer que utilizaba silla de ruedas pretendía subir al segundo nivel de la vivienda cuando, de manera accidental, resbaló y cayó debajo del elevador, muriendo instantáneamente.

“A las 10 de la mañana aproximadamente, recibimos un reporte vía radio sobre una persona atrapada en un elevador, al arribo de las primeras unidades se percatan que es una femenina de 75 años,  la cual perdió la vida al estar subiendo al segundo piso en un montacargas improvisado que tienen en el lugar”, comentó Miguel Ángel Ascencio, subdirector de Protección Civil y Bomberos de Zapopan.

El cuerpo quedó atorado entre la barda y el piso del elevador, de donde fue rescatado por bomberos municipales, los cuales utilizaron equipo hidráulico para desmontar el aparato y liberar el cadáver.

El hijo de la víctima arribó al lugar del percance donde la identificó como Carmen Ramos Vargas.

Familiares de los nueve ancianos que habitaban el asilo clandestino, acudieron al sitio para llevarse a sus parientes a otro albergue o a un hospital, incluso una ambulancia de un sanatorio particular se encargó de trasladar a uno de los ancianos a un nosocomio.

Una mujer, -quien pidió no fuera revelada su identidad-, aseguró que pagaba mensualmente la cantidad de 18 mil pesos para que cuidaran a su abuelo. “No nos cobran cualquier cosa, en mi caso a mí me cobran esa cantidad [18 mil pesos], pero sé de personas a las cuales les cobran más dinero, eso depende de la atención que necesite la persona”, comentó.

Por su parte, vecinos de la zona manifestaron que desde hace un par de meses se unieron para recolectar firmas para denunciar la forma en que operaba el lugar, las cuales aseguran, fueron entregadas al Ayuntamiento de Zapopan, quien por su parte negó tener conocimiento de que dicha finca operara como un asilo.

“Esta es una estancia que no cuenta con licencia municipal o ningún otro documento que se ampare con alguna otra dependencia”, aseguró Miguel Ángel Ascencio.

La casa fue clausurada por órdenes del agente del Ministerio Público mientras se realizan las indagatorias correspondientes.

El encargado del asilo, un sujeto que se identificó como doctor, fue retenido y puesto a disposición de la Fiscalía General de Jalisco para que sea investigado.

Claves

El asilo

- En el lugar había hospedados cerca de nueve personas de la tercera edad

- Familiares aseguran que les cobraban mínimo 18 mil pesos para atender a los viejitos

- El Ayuntamiento de Zapopan informó que desconocía que el lugar operaba como asilo

- Vecinos de la colonia Camino Real aseguraron que ya habían denunciado los hechos

- El lugar fue clausurado por órdenes del Ministerio Público para realizar las indagatorias

- Un hombre que se identificó como doctor y que era el encargado de la casa, quedó retenido