Muere sexagenario tras ser arrollado

El hoy occiso se encontraba lavando su coche cuando un sujeto alcoholizado lo embistió.

Tampico

Un sexagenario quien se disponía a comenzar su jornada laboral perdió la vida justo cuando lavaba su automóvil frente a su domicilio.

Un sujeto que bajo los efectos del alcohol, lo embistió causándole una muerte casi instantánea; tras proyectarlo varios metros, siguió su carrera y se impactó contra la parte trasera de una camioneta estacionada, el culpable fue detenido y entregado a las autoridades.

Fue al filo de las 05:40 horas que la paz y la tranquilidad de la calle Otilio Álvarez entre Privada Champayan y Privada Tancol en la colonia Loma Bonita de Tancol, fue arrebatada por este accidente en donde un sujeto identificado como José Guadalupe Del Ángel Del Ángel y quien dijo residir en la calle Gardenia de la colonia Chairel, al conducir a velocidad inmoderada un automóvil Nissan Tida color gris plomo con placas de circulación XJE-14-74, aparentemente dormitó al volante y tras seguir una errática trayectoria embistió a un sujeto identificado como Miguel Luna Hernández de 65 años de edad quien residía en la calle Otilio Álvarez No.105 el sector en referencia, quien estaba lavando su automóvil Nissan Tsuru con placas de circulación 65-70-VSN de la ruta Águila Echeverría, para iniciar su día de trabajo.

El cuerpo del malogrado chofer, fue proyectado varios metros y quedó tirado en la acera encontrando una muerte casi instantánea, paramédicos de la Cruz Roja base Tampico arribaron al lugar del percance, pero ya nada pudieron hacer ya que el sexagenario había fallecido.

Familiares y amigos del fallecido permanecieron en torno al causante del mortal accidente, evitando de esta forma que se pudiera darse a la fuga, pero por el mismo estado en que se encontraba el responsable del accidente se mostraba aturdido y desorientado por lo que permaneció recargado en una barda hasta que llegaron las autoridades viales y procedieron a arrestarlo y trasladarlo a la cárcel municipal.

Personal de la Procuraduría dieron fe del cuerpo del malogrado chofer y tras realizar el protocolo ministerial que precede a este tipo de incidentes se entrevistaron con la hija del fenecido de nombre Erika Luna Martínez, quien proporcionó los datos generales de su padre y acto seguido se giraron instrucciones para que los restos mortales del sexagenario fueran trasladados a la morgue del servicio médico forense para la necropsia de ley.