Era un secreto a voces que ‘El Chayo’ estaba vivo: Castillo

En entrevista con MILENIO, el comisionado federal en Michoacán aseguró que no tienen dudas sobre la muerte del líder 'templario'; subrayó que a diferencia de 2010, ahora sí tienen el cuerpo.

Ciudad de México

Era un secreto a voces que Nazario Moreno González El Chayo no murió el 9 de diciembre de 2010, afirmó el comisionado para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo.

El gobierno federal informó que Moreno González fue abatido ayer, en un enfrentamiento con fuerzas de la Marina y el Ejército en Tumbiscatío, Michoacán. Hace poco más de tres años, el entonces secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, anunció la muerte del líder templario en Apatzingán.

"Era un secreto a voces desde siempre. Ya estando físicamente ahí era muy recurrente como te lo decía la población, la sociedad civil, sobre esta persona (El Chayo) reconociéndolo como la cabeza, el líder indiscutible de esta organización criminal (los templarios)", señaló Castillo.

En entrevista con Azucena Uresti en Milenio Televisión, el comisionado federal en Michoacán indicó que en la visita diaria a las comunidades, la gente se acercaba para decir que El Chayo estaba vivo, incluso proporcionaban fotografías, retratos hablados, croquis, mapas y direcciones.

Cuestionado sobre si están seguros de que la persona abatida ayer es Nazario Moreno González, respondió: "Sí, totalmente (...) no tenemos duda al respecto". Preció que se corroboró la identidad del cuerpo con prueba de dactiloscopía, pero se pueden hacer muchas más.

Respecto a la versión que en 2010 dio por muerto al capo, dijo que "el tema pasa en que en aquel entonces ni siquiera se encontró el cuerpo y fue un caso por indicios, la diferencia es que tenemos el cuerpo".

En entrevista televisiva con Carlos Loret de Mola, Alfredo Castillo explicó que El Chayo sí fue herido en 2010 y eso pudo dar pie a que se le diera por muerto, aunque en ese momento las autoridades no contaron con "evidencia física importante".

"En su momento posiblemente sí fue herido, pero al final de cuentas el hecho de que no se haya recuperado el cuerpo y no se haya tenido evidencia física importante da pie a este tipo de situaciones", comentó.

Alfredo Castillo señaló que Servicios Periciales confirmó que El Chayo sí tenía algún tipo de lesión de hace tiempo. Comentó también que la insuficiente evidencia sobre su presunta muerte pudo ser aprovechada por el capo como "coartada" para librarse de la autoridad.

El comisionado federal en Michoacán detalló que gracias a información proporcionada por algunos detenidos y la propia gente en la entidad, fue posible cercar a Nazario Moreno.

"Tenía que vivir con un perfil muy bajo, tratando de pasar desapercibido, porque la presencia ya era muy fuerte (...) la verdad no tenía margen para poder estar haciendo ahorita ningún tipo de fiesta", señaló.

Cuestionado sobre si el siguiente objetivo era Servando Gómez La Tuta, Alfredo Castillo aseveró que "siguen todas las personas, uno por uno han ido cayendo, esto los acota más".