• Regístrate
Estás leyendo: ¡Mira ese güey ya está bien ido! Escuchó decir
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 12:33 Hoy

¡Mira ese güey ya está bien ido! Escuchó decir

El bachiller tomó lo que al parecer era aguardiente con alguna pastilla clonazepan, se investiga cómo fue

Publicidad
Publicidad

Fue el viernes cuando la escuela organizó una caminata desde la plaza principal hasta la Alameda para celebrar el Día del Amor y la Amistad.

Nadie imaginó en lo que terminaría aquella celebración.

Un estudiante del Colegio de Bachilleres plantel 24 de Ciudad Valles estuvo a punto de morir o quedar con secuelas irreversibles, después de haber tomado una bebida alterada, pues lo que contenía lo dejó inconsciente y requirió de hospitalización y ahora su familia pide una investigación de los hechos.

Esto porque ocurrieron durante una actividad extraescolar de la institución donde estaban presentes maestros y directivos. El estudiante relató que al terminar la actividad se sintió muy cansado por lo que tomó un vaso de lo que aparentaba ser refresco.

"De repente empecé a sentir muy feo, a toser y luego a vomitar, me desvanecí, veía mucha luz y muchas caras", recordó. "Mira ese güey ya está bien ido", fue lo que escuchó decir a uno de sus compañeros, al tiempo que junto a otros soltaban carcajadas.

"Me dio coraje y me acuerdo que me paré, le pegué a uno de ellos pero luego entre todos me iban aventando unos a otros hasta que un amigo me agarró y yo le pedí que me sacara, que me sentía muy mal".

Minutos después, su madre recibía una llamada desde el plantel donde le avisaban que su hijo se había puesto mal.

"Nos fuimos por él a Chedraui donde pedí a sus compañeros que me lo llevaran porque ya lo habían llevado a casa de uno de ellos pero su abuelita los corrió diciendo que mi hijo se estaba muriendo.

No lo llevamos al IMSS porque sabía que iban a tardar en pasarlo y mejor lo llevamos a la Metropolitana".

Pudo tener secuelas irreversibles

A esa clínica llegaron después el director Hebert Escudero Pozos, el subdirector y la tutora del salón donde estudia el joven quien es menor de edad.

Estuvo por alrededor de 12 horas internado.

"Estaba inconsciente, no podía hablar bien o decía incoherencias, tenía la mirada perdida y no respiraba bien, lo revisaron tres médicos y traía una fuerte intoxicación, yo pedí un antidoping pero nos dijeron que son las sustancias 'clásicas' que usan los jóvenes.

La doctora comentó con otro médico que fue muy rápido el efecto y lo había vomitado y que al parecer fue yuco adulterado con alguna pastilla de clonazepan y de no haber tenido atención pudo tener secuelas mayores como ceguera, paro cardiorespiratorio o lesión cerebral por el estado de inconsciencia", expresó la señora.

Añadió que gastaron alrededor de 3 mil pesos y que les dijeron que el seguro escolar no cubre ese diagnóstico, a pesar de que fue una actividad de la escuela y usaron el uniforme.

"Quiero que se investigue porque entonces quién nos garantiza cuidar la integridad de los muchachos, mi hijo pudo haber muerto y esto no debió haber pasado ni debe volver a pasar", señaló la madre de familia quien pidió resguardar su identidad pero dijo que este lunes hablará con el director y está pensando en denunciar en el Ministerio Público y Derechos Humanos.

El viernes le harán una tomografía para descartar un daño cerebro vascular.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.