Repondrán proceso contra soldado relacionado a Los Beltrán Leyva

El militar, identificado de formar parte de la red de informantes del cártel, obtuvo un amparo para que se reponga su juicio, ya que alegó que fue torturado para obtener la confesión.
El militar detenido consiguió el nombre del marino que encabezó el operativo en el que murió Arturo Beltrán Leyva, en diciembre de 2009.
El militar detenido consiguió el nombre del marino que encabezó el operativo en el que murió Arturo Beltrán Leyva, en diciembre de 2009. (Cuartoscuro | Archivo)

Ciudad de México

Un soldado identificado de formar parte de la red de militares que consiguió el nombre del elemento de la Secretaría de Marina que encabezó el operativo en que murió el capo Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, en 2009, obtuvo un amparo para que se reponga su juicio.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó el fallo del Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Penal con residencia en la Ciudad de México, el cual amparó al teniente Jorge Mauricio Loza Monroy, luego de que alegó que sus declaraciones fueron obtenidas bajo tortura.

El 5 de noviembre de 2013, el Supremo Tribunal Militar ratificó la sentencia en primera instancia contra Loza y otros, a quienes encontró penalmente responsables de la comisión del delito contra la salud, en su modalidad de colaboración de cualquier manera en el fomento para posibilitar el tráfico de narcóticos agravado.

Por este sólo delito, se le impuso al teniente una pena de 15 años de prisión y la baja definitiva de la Secretaría de la Defensa Nacional, y como consecuencia, a la inhabilitación por el término de diez años de servicio, para desempeñar cualquier otro cargo o comisión públicos.

De acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia Militar, el teniente y otros soldados aceptaron tener relación con el cártel de Los Beltrán Leyva, además de que consiguieron el nombre del marino que lideró el operativo en el que murió el capo del narcotráfico el 16 de diciembre de 2009, en el exclusivo fraccionamiento “Altitudes”, cerca del centro de Cuernavaca, Morelos.

En el operativo perdió la vida el integrante de las fuerzas especiales de la Marina, Melquisedet Angulo Córdova; seis días después, integrantes del cártel de Los Beltrán Leyva asesinaron a cuatro familiares de Melquisedet en una ranchería en Tabasco.

El Tribunal Colegiado dejó sin efecto la sentencia dictada contra el teniente y ordenó la reposición del procedimiento a partir de la manifestación del quejoso en el sentido de que no ratificaba su declaración rendida ante el Ministerio Público, debido a que fue torturado por los agentes aprehensores para obtener dicha confesión; esto es, en su ampliación de declaración de 24 de septiembre de 2010.