Acusan anomalías en caso de mexicanos detenidos en Perú

La abogada Cecilia Cabrejos dijo que hay varias violaciones a los derechos humanos de Rubén Larios y Josef Gutiérrez, acusados en ese país de narcotráfico.
La litigante explicó que los mexicanos no fueron detenidos en flagrancia. Se les relaciona con el grupo criminal por el seguimiento realizado a las empresas mineras.
La litigante explicó que los mexicanos no fueron detenidos en flagrancia. Se les relaciona con el grupo criminal por el seguimiento realizado a las empresas mineras. (AFP)

Ciudad de México

Cecilia Cabrejos, abogada de dos mexicanos acusados de narcotráfico en Perú, dijo que existen diversas violaciones a los derechos humanos de sus clientes y anomalías en el caso.

El 26 de agosto, el ministro del Interior de Perú, Daniel Urresti, informó sobre la detención de Rubén Larios Dug y Josef Gutiérrez León, en la ciudad de Trujillo, después de semanas de seguirles la pista a unos narcotraficantes.

Las autoridades de ese país acusaron a los dos mexicanos de pertenecer al cártel de Sinaloa al ser arrestados, supuestamente, en posesión de 7.6 toneladas de cocaína.

Entrevistada por Radio Fórmula, la jurista Cecilia Cabrejos dijo que desde el pasado 28 de agosto el despacho Cabrejos y Abogados emprendieron la defensa legal de los mexicanos. Tres días después de haber sido detenidos.

"La señora María del Refugio Cavadas quien nos solicita a través de México que por favor, está preocupada porque salieron unas noticias en Perú que si podíamos ver por qué no tenía comunicación con su hijo y con el amigo de su hijo", explicó.

La abogada destacó que los dos mexicanos permanecieron privados de su libertad cuatro días, ya que hasta ese momento les permitieron tener acceso al derecho de realizar una llamada telefónica a sus familiares.

Cabrejos recordó cómo tomaron el caso: "me contacto con mi hermano en Perú, que es también miembro del despacho que tenemos en México, le solicito por favor, preséntate en Trujillo, se presenta y tiene acceso a conversar con ellos y lo que encontramos es una serie de anomalías que nos llamaron mucho la atención y por ese motivo nosotros denunciamos varias violaciones de los derechos humanos de los mexicanos".

Mencionó que Rubén Larios estaba en Perú porque iba a casarse con una joven llamada Vania Obrero Cruz, "incluso están publicados los edictos del matrimonio y en la prensa aparece que se inició el trámite de matrimonio".

A Rubén lo arrestaron cerca del lugar donde se hospedaba, "que es la casa al parecer de un congresista peruano y a Josef lo ubican cerca de un autolavado de coches, a ninguno de los dos los encuentran dentro del lugar donde hacen el aseguramiento de la droga ni nada".

"El día que va el doctor Carlos Cabrejos a visitarlos (al lugar donde están detenidos), que es el día sábado 30, ellos le refieren, le piden, doctor por favor necesitamos que nos traiga un colchón o una colchoneta, estamos durmiendo en el piso.

Los mexicanos le platicaron al abogado: "nos han detenido, nada más nos dijeron que era por un asunto que están investigando, no nos han permitido llamar sino hasta el cuarto día a nuestros familiares".

En el operativo donde detuvieron a los mexicanos, también arrestaron a siete ciudadanos peruanos. La incautación es considerada por las autoridades de ese país como la más grande registrada en ese país.

La litigante explicó que los mexicanos no fueron detenidos en flagrancia. Se les relaciona con el grupo criminal por el seguimiento realizado a las empresas mineras.

La única prueba contra los mexicanos son unas imágenes captadas el 22 y 23 de agosto, cuando estaban en las oficinas de unas mineras en el centro de Trujillo. El 25, la policía peruana encontró la droga en las mineras.

El ministro del Interior de Perú, Daniel Urresti, dijo el 26 de agosto que la droga estaba camuflada entre grandes trozos de carbón con destino a Bélgica y España y escondido en cinco depósitos que durante varias semanas los narcotraficantes habían acopiado.

La jurista reprochó que no han tenido acceso a expedientes. "Nos enteramos muchas veces por prensa, por cosas que aparecen".

"Es una serie de situaciones, trasladaron a las personas de Trujillo las trasladaron a Calima, el día de hoy a las 9:30 tenemos que estar presente en Dirandro para que el fiscal sea quien les determine si está solicitando su prisión preventiva, porque mientras tanto están en etapa de investigación", dijo.