Dos mexicanos podrían enfrentar pena de muerte en San Diego

Aunque faltan crimenes por deliberar por parte del jurado, con los cargos que se han encontrado culpables es suficiente para que enfrenten la pena de muerte, informó el portavoz de la Fiscalía.

San Diego

Dos mexicanos, líderes del grupo delictivo "Los Palillos" podrían enfrentar pena de muerte, luego de que este jueves fueran encontrados culpables por múltiples homicidios, secuestro y tortura.

Jorge Rojas López y su lugarteniente Juan Estrada González, ambos de 34 años, fueron procesados y sentenciados a cadena perpetua en 2008 por secuestro, pero cinco años después se les abrió un nuevo juicio para determinar si se les aplica la pena máxima por 18 cargos criminales.

Tras una maratónica audiencia que se llevó a cabo este jueves en la Corte del Condado de San Diego, que se vio interrumpida en más de una ocasión por la falta de unanimidad en algunos de los cargos, se leyó parte del veredicto en el cual se acusa a Rojas López de cuatro asesinatos, intento de asesinato a un policía y secuestro por recompensa.

Su cómplice fue encontrado culpable de seis homicidios y tres secuestros.

El jurado dejó pendiente deliberar algunos de los crímenes, luego de que surgieran dudas legales, por lo que regresarán a la Corte el próximo martes 21 de enero.

Jesse Navarro, portavoz de la Fiscalía del Condado de San Diego, recalcó que se trata del juicio más largo que se ha visto en los últimos 30 años en San Diego, resultado de los crímenes violentos que están involucrados, y explicó por qué podría considerarse la pena capital .

"Con los cargos que se han encontrado culpables, es mucho más que suficiente para que ellos enfrenten pena de muerte. Nosotros en la Fiscalía, cuando hay circunstancias especiales, que es una situación donde hay un asesinato premeditado y con malicia, nosotros podemos pedir la pena capital aquí en California."

El juicio se extendió por espacio de un año, tiempo en el cual 250 testigos de los crímenes imputados a "Los Palillos" fueron llamados a declarar.

En octubre pasado, el jurado inició la deliberación, misma que todavía continúa. De cerrar el veredicto el martes, la sentencia podría dictarse en las próximas semanas, detalló el vocero de la Fiscalía.

El grupo de "Los Palillos", que operaba en San Diego y Tijuana, estaba integrada por sicarios del cártel Arellano Félix, del cual se desprendieron cuando dicha organización ordenó matar al hermano de Rojas López en 2002.

La banda se caracterizó por deshacer en ácido los cuerpos de algunas de sus víctimas. El fiscal que llevó el caso difundió pruebas de que el material que usaban para desintegrar los cadáveres era comprado en Tijuana.