Un joven se metió a nadar y se ahogó en la presa de Ibarrilla

El hombre tenía 22 años de edad. El cuerpo fue encontrado a 10 metros de la orilla; el muchacho quedó atrapado en una fosa de tierra y plantas, lo que impidió su ascenso a la superficie.

León, Gto.

Un convivio terminó en accidente luego de que un joven de 22 años muriera ahogado en la presa de Ibarrilla.

El incidente ocurrió ayer, minutos antes de las 3:00 de la tarde, cuando la cabina de Emergencias del 066 recibió el reporte de un hombre fallecido a causa de una inmersión en el vaso captor, localizado en la comunidad de Ibarrilla al norte de León.

Cabe mencionar que ese lugar es frecuentado por decenas de personas que cada fin de semana realizan días de campo y actividades acuáticas.

Después de recibir la llamada de auxilio, oficiales de la Policía Municipal acordonaron el área, mientras que elementos Protección Civil y de la Cruz Roja se preparaban para realizar las labores de localización del cuerpo.

Con la ayuda de equipo especial acuático, los rescatistas realizaron una inspección por el fondo de la presa, lograron encontrar el cuerpo a unos 10 metros de la orilla y con la ayuda de una camilla rígida, trasladaron el cuerpo de la víctima hasta la superficie.

El proceso de rescate tardó aproximadamente 40 minutos.

Tras validar el deceso por paramédicos, la víctima fue identificada por sus familiares como Valentín Vázquez, de 22 años, con domicilio en la calle San Miguel de la comunidad de Ibarrilla.

Los testimonios preliminares refirieron que el joven Valentín salió de su casa para acudir a una comida organizada por sus familiares y después de convivir y abatido por el fuerte calor que hacía, decidió meterse a la presa para nadar.

Pero la desgracia ocurrió cuando de manera accidental, el joven se quedó atrapado en una fosa de tierra y plantas, situación que impidió su ascenso a la superficie.

Incluso, las personas que se encontraban en el lugar, trataron de rescatar a Valentín, pero ya era demasiado tarde puesto que ya no presentaba signos vitales.

Una vez que los peritos del Ministerio Público realizaron una investigación en el lugar del accidente, el Servicio Médico Forense trasladó el cuerpo del joven al anfiteatro para practicarle la necropsia de ley.

Un suceso similar ocurrió el pasado domingo 23 de febrero cuando un joven de 23 años murió ahogado en la presa de Duarte mientras realizaba un día de pesca con sus familiares.